Se hicieron las palabras gelatinosas, acuáticas, navegantes entre mareas de sol abrasador. Pequeñas medusas azules deslizándose en la vastedad marítima del alma...
Marinel.

lunes, 26 de diciembre de 2011

Día después...

Amanece el día desmaquillando la risa de espumillón o lavando miradas de purpurina o borrando los labios color pasión. En cada gesto sonríe algo perezoso aunque en el fondo, tras el trasiego, siente la fiesta con más apego.
Mira tranquilo los terciopelos  tan quietecitos, a los bostezos adormecidos, a las miradas dormidas ya, y la risita se ha de aguantar. Cuelga la ropa de fiesta sin mucha testa a la que escucha  al fin respirar sin piel alguna que engalanar, fueron a por sus perchas con tal premura que se olvidaron de los tacones  por los rincones.
Estos murmuran alicaídos, donde podrían hacer sus nidos, dónde están sus cajas abrigaditas, que se mueren de ganas de hacer siestita.
Las luces de fantasía penden dormidas sin más porfía.
 ¡Menos mal!
 Piensa el día algo apurado, escuchando el gruñir tan ajetreado.
Admirando observa a la aspiradora tan eficiente: si habían cien, ahora son veinte y si la mira centradamente, sabe que al poco se olvidará…

De fiesta alguna o de algarabías, de villancicos o risas mil, de tantas gentes de mal dormir tan ansiosas que hasta pesares borran artificiosas.

*Imágenes de la red.

21 comentarios:

  1. Gracias a dios que han terminado esta primera parte de las fiestas, entre comer y beber, termina uno bastante jodido, trataremos de recuperar en esta semana para el fin de fiestas.

    Un abrazo y buena entrada de año.

    ResponderEliminar
  2. Suscribo el comentario de Emilio.
    Tengo a los chicos con fiebre :D
    El martes volvemos a la normalidad.


    Besos mil


    SIL

    ResponderEliminar
  3. Cierto. Y además, dicho así, no desentona con el ambiente festivo..... buffff
    ¡No quiero comer más!



    besos

    ResponderEliminar
  4. El secreto tal vez esté en hacer de la fiesta lo ordinario, no una ocasión para hacer estragos con los cuerpos a base de ingestas pesadísimas.

    ResponderEliminar
  5. Menos mal que, como dice Emilio, hemos acabado la primera parte. En esto segundas partes siguen siendo buenas, pero no del todo para el cuerpo poco acostumbrado.

    Feliz salida y entrada de año.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Si borran pesares, bienvenidas sean las algarabías y los trajines.

    Un beso

    ResponderEliminar
  7. ¿Se ha adelantado del año nuevo? ni me he dado cuenta! o sois muchos de familia ... jeje.
    bssoss.

    ResponderEliminar
  8. Marinel querida, creo que lo mejor es un llamado urgente a ser sobrios...los excesos suelen conducir a llantos después...(y para qué si puedes evitarlos!)

    Una sutil manera de desplazarse por los "después" en tus letras, una mirada contemplativa, sin emociones extremas, sólo contemplación...
    Me parece justo e ideal.

    Al menos, que tú ESTÉS es una alegría.

    BESOS Y UN ABRAZO GIGANTE.

    ResponderEliminar
  9. Bienvenida y bien hallada...poco a poco las familias van reduciendo tanta vianda...pero todavia..no hemos llegado a la sobriedad de unas sopas de ajos y turron del blando y el duro!!!!!! seria una cena de Noche Buena, sobria y feliz
    cantando villancicos!!!!
    la comida de Navidad algo mas sabrosona y los postres mas "alegres" !!!!!!!
    Año nuevo lentejas con sus sacramentos que segun los italianos dan suerte
    buenas uvas y champan!!!!! o sidra
    que es tan buena!!!!!
    Y año nuevo corderito pavo....entremeses y fantasia en los postres!!!!
    querida Marinel piensátelo y mentalizate que es un buen menú!!!!!
    Un abrazo muy fuerte y mis mehjores deseos para el Nuevo Año
    te quiere un monton Begoña

    ResponderEliminar
  10. Bienvenida Marinel!!!
    ¿Te lo has pasado bien o has estado celebrando la Navidad?

    ResponderEliminar
  11. Ciertamente, el vertigo de las fiestas, nos lo planta la sociedad consumista.

    Deberia haber mas sosiego.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Ya pasó la primera fase... la de las comilonas a troche y moche y el almax en los bolsillos el día después.
    Con el vientre hinchado, y el no saber decir no...
    No tenemos perdón por reincidentes!

    Un divertido post, Marinel.
    Me alegra saberte en forma.

    ResponderEliminar
  13. Que alegria da entrar a leer hoy los diferentes blogs, cuanta alegria, que tonta, pense que hoy no quedarian ganas para escribir, pero sois tan maravillosas que siempre esa chispa esta. que nunca se apague. un besazo

    ResponderEliminar
  14. Ya hemos sobrevivido a esta primera parte. Me ha encantado tu visión, mezcla de ironía, mezcla de fino humor, mezcla de poesía.
    Que la segunda parte te aporte muchos buenos momentos.
    Gracias por estar ahí, y permitir que nos vayamos conociendo mejor, compartiendo momentos con las letras.

    Besos

    ResponderEliminar
  15. Estas fiestas producen una rara sensación de alborozo y melancolía.Describes estupendamente esa dulce resaca del derroche. Maravilloso,aunque esto no ha acabado,creo.Un saludo.

    ResponderEliminar
  16. Una entrada amena. No me cabe ni una gota mas de comida!! Y todavia falta la del 31!


    Un feliz y prospero a˜õ 2012, para ti y tu familia!!

    ResponderEliminar
  17. La verdad es que es un derroche de comida y de fiestas..
    Volver otra vez en donde estábamos esa es la verdadera vida que llevamos cada uno...
    Trataremos de comenzar de nuevo..
    un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Bueno va pasando lentamente... El tiempo no se detiene y la ilusión también ensucia las alfombras. Lo importante es saber disfrutar el momento, cada momento sea o no Navidad. Me encanta leerte, una vez más, Marinel, porque nada es artificioso en tu sentir, todo es auténtico, como la vida misma. Mi cariño y un brindis por tu creatividad. Besos.

    ResponderEliminar
  19. Ya va quedando menos para el 7 de enero, menos mal que los dulces de estas fechas no me gustan, sólo el Roscón de Reyes.

    Besotes!

    ResponderEliminar
  20. Vamos por el 50% falta menos, vamosssss

    ResponderEliminar

Has llegado a mi isla.Bienvenido/a. Ahora eres parte de ella...relájate. Estás en tu casa, en tu isla...

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"
















Archivo del blog