Partiremos, no lo dudéis. Pasará el tiempo raudo llevándonos a la cima del recuerdo, pero no lo haremos solos, partirán con nosotros los sueños.
Marinel.

domingo, 22 de enero de 2012

Des-nidada.

Trato de aferrar las hojas con mis manos, sujetarlas con clips e incluso intento infructuosamente graparlas para no dejar el libro desvencijado, como entre estertores mortuorios.
Siempre me aterraron los libros rotos o descosidos, desgastados o ajados cual deseos irresolubles.
Libros impregnados de tiempo ingrato.
Yo siempre los cuidé;  los cuido, los mimo incansable de manera egoísta:
No quiero que me asuste su apariencia moribunda.
Me gusta que sus letras sean pájaros haciendo nido en mi hogar; en mí.
Entonces, miro el libro de mi vida sostenido por el armazón de mi cuerpo, vestido con mi piel, cosido con mi alma, escrito con mi sangre y pienso en ese futuro de hojas mustias, de escritos desolados, de tiempos transcurriendo a ritmo del tambor que cargan manos poderosas…
Y el miedo me atenaza peligrosamente, haciendo que mis hojas comiencen a desencajarse de su lugar, deshaciendo mi nido.

35 comentarios:

  1. Buen día Marinel...a mi los libros me impresionan cuando huelen al paso del tiempo...cuando ancianitos...nos enseñan sus arrugas, sus achaques...tu entrada de hoy me conmueve, me arrebata...es un tema que hace años era tabú pero hoy puedo enfrentarlo con cierta serenidad....la imagen es bellisima y sintetiza maravillosamente tus sentires....Be
    goña, un abrazo

    ResponderEliminar
  2. cuidado que pronto te hacen un ebook con pajaritos virtuales

    ResponderEliminar
  3. ¡Que texto tan bonito, tan intimista! "Que sus letras sean pájaros haciendo nido en mi hogar". ¡Felicidades!

    ResponderEliminar
  4. Los libros son como las almas..las cuales hay que cuidarlas como cuidamos nuestros cuerpo...
    Sus hojas son recuerdos y sueños..son escritos de nuestra vida, ...
    besos

    ResponderEliminar
  5. Precioso texto , muy intimista.
    Me gustan los libros con olor a viejos.
    Hoy me has conmovido.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Lúcida e inteligente prosa poética, en la que la experiencia contemplativa del objeto, es el elemento comparativo para expresar un sentimiento de conciencia existencial. Saludos

    ResponderEliminar
  7. Soy un amante de los libros y si son libros obtenidos en librerías de viejo me gustan aún más, son libros que tienen historia, que han sido leídos por otros ojos y tocados por otras manos, que los han disfrutado y/o padecido, por ello me gustan las página amarillas de estos libros, sus páginas dobladas o marcas resaltando lo fundamental para ese otro lector o, como me pasó en un libro en la que encontré una carta con una dirección de un país extranjero.

    Me encantan los libros, nuevos y viejos, sobados o recocidos, me gustan hasta fotocopiados, aunque ahora leo en Ebook, cosas de la tecnología.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. que buena analogía Marinel, sin duda nuestro libro algún día cerrará su contratapa y nosotros escribiremos infinitos en las estrellas
    pero por mientras, cada hoja hay que escribirla con lo que nos nace y nos pasa y lo que encontramos

    felicitaciones, besitos y luz

    ResponderEliminar
  9. Dicen algunos que una biblioteca muy ordenada y con libros en perfecto estado, no sirve.
    Como conozco la técnica de encuadernación siempre les hago "cirugía plástica" así no se notará el paso del tiempo. Lástima que la técnica no la puedo aplicar en mi persona.
    Beso Marinel

    ResponderEliminar
  10. Me gusta tanto tu forma de escribir, exponiendo tus emociones y sensaciones tan íntimas, ¡bellísimo!...
    Besitos en el alma
    Scarlet2807

    ResponderEliminar
  11. Marinel, sabes que creo?, que incluso los libros "desvencijados".. rotitos.. han tenido su historia, han cumplido su misión y al igual que nuestra vida, nuestras historias, son " temporales ".. afectados por el desgaste de "uso".. como esa dura pero preciosa descripción comparativa que has hecho.. reuniendo en uno el alma-libro que todos somos.. el aprendizaje que desarrollamos (con principio y fin) .. algunos tal vez, no llegamos ni a ser publicados..pero también cuentan...
    ufff. no se si me he explicado..

    un beso mi niña.. estoy segura que "tu nido" está preciosamente salvaguardado.. mimado.. preservado.. para enfrentar pasado, presente y futuro.
    lo importante es sacar ó dar una buena lectura...¿no?
    flor-i

    ResponderEliminar
  12. No te preocupes, no creo q tus hojas se queden mustias algún día porque siempre desprendes alegría y frescura en tus letras.
    Besitoss

    ResponderEliminar
  13. Los libros tienen una magia especial,desde su olor hasta su tacto,y si lo que hay escrito es interesante pues se convierte en un tesoro.Sigue con tu labor,quien mima a los libros no podrá ser nunca una mala persona.Un beso Marinel.

    ResponderEliminar
  14. Ese temor nos atenaza siempre, pero las letras tienen esa magia especial que nos lo ahuyenta.


    Besos mil


    SIL

    ResponderEliminar
  15. Tu libro tiene muchas hojas en blanco que poco a poco tomarán forma, y está cargado de una mirada profunda viendo la vida pasar.

    Un beso

    ResponderEliminar
  16. Los libros tienen una personalidad. Una forma (que tú muy bien has descrito) y un fondo. Y lo que algunos no saben... un alma.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  17. Que hermosa forma de hablar de la vida querida Marinel tus palabras son un lujo tus pensamientos tan bien hilados plasman cada letra como un gran tesoro acumulado, bella y elocuente imagen.
    Besos feliz tarde de domingo.

    ResponderEliminar
  18. Extraordinaria analogía!! Bello texto e imagen! Te felicito!

    ResponderEliminar
  19. Tu entradas son verdaderos pájaros que nos traen poesía en nuestro día a día.

    ResponderEliminar
  20. Una hermosa y melancólica imagen de las páginas de los libros, con las páginas de nuestra vida. No debemos olvidar que también se componen de capítulos y que a veces algunos dan giros impetuosos. Ojalá el libro de tus días, de nuestros días, encuentre ese nido sosegado y calmado que perseguimos con las letras de los recuerdos.
    Besos

    ResponderEliminar
  21. Yo tengo libros de mi abuelo con las hojas amarillas, y alguna descosida, pero no me dan miedo, al contrario, son libros que han tenido su vida, sus huellas, y el que tengo como oro en paño, aunque tambien viejecito es uno de mi madre de cuando era niña, cuentos de hadas y princesas encuadernados. Ese es mi mayor tesoro.

    En la vida no hay nada seguro, hay que vivirla momento a momento sin angustia.

    Buena semana, besos.

    ResponderEliminar
  22. El libro, cualquier libro, es un nido de donde echarán vuelo las palabras solo si unos ojos se posan en ellas, si no, es un espacio oscuro sin ningún sentido. Es como si una mujer muy bella pasara su juventud en reclusión y oscuridad. El libro es diferente: aunque se nos muestre viejo y algo dehojado por el cruel abandono de la ignorancia o la imposibilidad de accesarlo por analfabetas, no perderá virtud ante unos ojos ávidos de aprender y deleitarse del infinito arte de las palabras.

    Abrazos fraternos en Amistad y Poesía verdaderas,

    Frank Ruffino

    ResponderEliminar
  23. Un texto precioso Marinel, te felicito.Nada como pasar las hojas de un viejo libro que encierra bellas letras y emociones.

    Un beso

    ResponderEliminar
  24. Hermosas y melancólicas palabras.
    Me ha encantado.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  25. SIENTE UNO COMO TODO SE DESVANECE...

    BESOS

    ResponderEliminar
  26. Los libros... me fascinan, aunque no tenga mucho tiempo de leer.
    Este libro que nos presentas de ti es precioso. Te felicito, guapísima.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  27. Los libros tienen historia y los humanos tambien..
    Belleza post tan intimo.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  28. La importancia de los libros en la vida del ser humano es difícil de sobreestimar,pero para que eso realmente suceda,hay que aprender ser amigos con el libro, aprender a entenderlo, oír, sentir, aunque sean desvencijados, pero te entiendo perfectamente, cuando dices que es necesario mimarlos.

    Precioso, e intimista Marinel, mira sin miedo ese libro e intenta que esas hojas no vuelvan a desenacajarse y sobre todo trata de ser feliz.

    Besitos guapa, me has emocionado.

    ResponderEliminar
  29. No dejes que se desencaje este libro que es tu vida... ve bordándolo de momentos y sigue regalándonos tus bellos poemas hilvanados.

    Es un deleite sensorial pasar por tu casa..

    besitos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  30. Mi querida Marinel: Eres demasiado profunda en tus reflexiones y llegas a contagiarme.
    Yo también he dedicado un tiempo a mirar el libro de mi vida, a pensar sobre ello, es inevitable amiga, todo se va desgastando con el tiempo, dejemos que nuestras hojas, escriban y marquen un sendero profundo, tanto, que sea incapaz de borrarlo el tiempo.
    Hoy te dejo un abrazo muy especial, te lo mereces con creces.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  31. Una entrada que conmueve. Amo los libros y considero que no hay libros viejos ni nuevos hay buenos o malos.Un abrazo.

    ResponderEliminar
  32. Los libros son vida que atraviesa el papel, me gusta cuidarlos, preservarlos.
    Y nuestro propio libro, ese que describes tan bien, da tanto miedo que se deteriore...

    ResponderEliminar
  33. También me gustan los libros cuidados, pero son los más desgastados los que dan testimonio del amor que les he profesado. Prueba de ello son las múltiples caricias que, inevitablemente, han dejado su huella.

    Los libros inmaculados están pidiendo a gritos que se ponga fin a su virginidad.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  34. Poesía pura. Lirismo. Belleza en esas hojas secas entre otras hojas viejas de lecturas marcadas de recuerdos... Me fascinan los libros viejos y en ellos veo esos nidos de recuerdos que tú describes magistralmente. Me encanta Marinel. Deliciosa lectura.

    ResponderEliminar

Has llegado a mi isla.Bienvenido/a. Ahora eres parte de ella...relájate. Estás en tu casa, en tu isla...

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"
















Archivo del blog