Y si llegáis, pies, al límite del cansancio y el vivir no se aviene a dejar vuestra huella en la orilla los días, no temáis el olvido de vuestro paso. Yo os sabré siempre mi soporte, mi pasaporte por parajes de ensueño y por sueños sin abandonar el refugio de las sábanas. Pies, partiremos juntos. Conmigo vendréis hacia ignotos caminos...
Marinel.

martes, 10 de enero de 2012

La hora de la costura.

Desenhebro la aguja del tiempo, acabo de cogerle la puntilla a su vaporosa falda de instantes.
Con los dedos entumecidos de tantas puntadas, doblo la delicada tela y la guardo en el cajón de la costura, junto a ella, la tijera con la que he cortado y recortado momentos inservibles y minutos desgastados, también el dedal con el que cubrí mi dedo de posibles pinchazos.
Todo queda de nuevo recogido hasta que la necesidad de hacer zurcidos, hilvanes o simplemente puestas a punto, vuelva a apremiarme.
El sol se alejó ajeno a mis pespuntes dejándome acompañada de penumbra. Por la ventana se desliza la luna hasta mis piernas cual tela de seda resbalando desde la noche invernal. Me sonríe sosegada, se arrebuja en mi regazo cual niña en busca de cariño. Tropieza con alguna pelusa de los hilos desechados, pero sabe buscar su sitio aquí en mi pecho.
Me abraza.
La dejo hacer, en su paseo hacia el parqué. En su búsqueda de mi calor,  mi  hallazgo de calidez del suyo en la piel de mis andares.
Sigilosamente, marcho de puntillas con la luna sobre mis pasos.


Imagen de la red.


Mujer cosiendo, de Eliseo Diego:

Afuera está el escándalo
 del sol,
y la garganta
de la cal desollada que responde
bramando de terror.

La zarabanda
 maníaca de la luz
la quema grande

Y adentro, fresca, la penumbra
como un baño de paz
-agua del bosque
de la eterna delicia-
la penumbra.

En tu aguja salta
-leve
pececillo de lumbre
y a la tela
vuelve otra vez
 iluminándonos-

22 comentarios:

  1. Qué hermosa prosa hablando del tiempo en la costura o a través de ella. Me has recordado a Gustavo Adolfo, el romántico... Bellísimo el poema unido a la prosa toda una danza en la intimidad. Precioso Maribel. Mi felicitación, mi cariño.

    ResponderEliminar
  2. Realmente bonito y muy logrado.

    Ambos escritos son preciosos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Hermoso personalizaciones de sentimientos en telas hilos dedales y agujas , muy hermoso.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. El resultado de la costura ha sido un primor. Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Precioso poema, has conseguido que la fria luna resulte calida.
    Has convertido la costura en un monton de maravillosos recuerdos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Tejiendo, cosiendo, hilvanando sentimientos y pensamientos.

    Muy bonito. Besos.

    ResponderEliminar
  7. Más que coser bordas preciosa.
    esta prosa es pura filigrana en hilo de oro.

    Besitos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  8. ¿Cómo haces para escribir tan bonito? Quisiera tomar una clase para ello, pero sé que el escribir de una forma tan bella sólo puede aquel que tiene un don con el que ha nacido.
    Beso desde Argentina

    ResponderEliminar
  9. La labor de la costura hoy hilvana una estética de la aguja y el hilo, de la mano de las palabras prendidas al papel.
    Bello, un abrazo Marinel felicitaciones un placer leerte.

    ResponderEliminar
  10. Me quedo con la imagen final de la luna reflejándose en ti...La luna es una preciosa cómplice de muchos momentos de la vida;acompaña a los amantes, siendo a veces la única luz entre ellos. Al no poder hablar otorga mucha sabiduría a algunos de esos instantes nuestros que requieren de silencio. Por ser fría, nos entrega esa razón no apasionada, le pone paños fríos a los momentos airados. Aún más: ella es siempre luz verdadera, siempre está, aunque no la notemos.

    Me encanta como fue apoderándose y conquistándote de abajo hacia arriba en la noche invernal...

    Bellas palabras cosidas a la basta de la vida.

    BESOS Y ABRAZOS MILES.

    ResponderEliminar
  11. Cosiendo e hilvanando instantes, en el costurero de la vida.
    Eres una sastrecilla valiente!
    No es fácil zurcir los sentimientos como tú lo haces.

    Besos, Marinel.

    ResponderEliminar
  12. Mi querida amiga: A veces, en esos ratos de costura, de plancha o de cualquier quehacer doméstico, dejamos volar nuestra imaginación y reflexionamos sobre lo vivido en el tiempo, yo lo hago tantas veces... pero acabo siempre igual, siempre, entre tantos recuerdos, hay lamentos.
    Ya sabes que me encanta como escribes.
    Te dejo un fuerte abrazo en ese tierno y dulce corazón.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  13. Qué alegoría exquisita.

    Y el poema no lo conocía, ni al autor... divino.


    Ando con muchos hilvanes en el alma, últimamente... :(

    Abrazo muy grande.


    SIL

    ResponderEliminar
  14. Marinel, Que bien hilvanas letras y más letras, ¡tu imginación vuela alto dando lugar a preciosos escritos !
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Una luna de puntillas acompaña siempre la vida. Ella la mas femenina de todas pierde sus noches por estar a nuestro lado. Dulce inspiración de poetas. Bella forma de decirle que esta a tu lado. Un besito Marinel

    ResponderEliminar
  16. Amiga, es posible que la vida -al fin- no sea sino eso: alguien que está haciendo, quien sabe donde, trabajos de costura...

    Quizas todo se limite a eso...

    Un abrazo fuerte,Marinel

    ResponderEliminar
  17. No me extraña que la luna busque refugio en orografía tan cálida y suave como esa... ¡Cómo la envidio!

    ¿Existen zurcidos para los agujeros del alma? ¿O mejor cambiarla por otra nueva?

    Bellos textos, Marinel. Dicen mucho y bueno de tu sensibilidad y buen gusto.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Alta costura hilvanando versos en prosa...bello recordatorio a ese gran oficio,y sigilósamente me despido.Un beso Marinel.

    ResponderEliminar
  19. Querida Marinel...después de estar ausente unos días, vine presurosa a recoger letras derramadas para construir con ellas nuevas ilusiones...me encantó el vestido que te hiciste con los reflejos de la luna, como digo, eres genial. Te dejo todo mi cariño y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  20. excelente texto Marinel
    felicitacione
    la analogía es certera


    besitos y luz

    ResponderEliminar
  21. Marinel,qué bello onirismo poético nos has regalado, qué silencio mágico he sentido en tu recapitulación y en el haber de la vida y el recuerdo. Has conseguido además crear una atmósfera que ha sido como admirar esa luz tenebrista y esa calma propia de las obras de George de La Tour. Me ha encantado. Y el poema de Eliseo Diego ha sido un acierto, un hermanamiento poético entre tu prosa -poética también- y el poema de este maravilloso autor cubano.

    Gracias poeta por tu literatura.

    Un abrazo enorme

    ResponderEliminar

Has llegado a mi isla.Bienvenido/a. Ahora eres parte de ella...relájate. Estás en tu casa, en tu isla...

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"
















Archivo del blog