Se hicieron las palabras gelatinosas, acuáticas, navegantes entre mareas de sol abrasador. Pequeñas medusas azules deslizándose en la vastedad marítima del alma...
Marinel.

jueves, 19 de enero de 2012

Rompiendo el mito de Cupido.


No es ángel regordete y bonachón. Tampoco ese ricitos picaruelo cargado con sus flechas de algodón en busca de señuelo, digamos  el corazón.
Pero…
Al amor, había que buscarle excusa por unir dos almas tan difusas, distintas o confusas, que aunadas,  no un estrago, sino mil,  sus vidas paralizan  dejando dos personas anuladas.
Pasemos de las culpas al alado que por algo fuimos hechos con pensares  para reflexionar, aunque esta cualidad se evaporice más o menos así:

No importa si las horas pasan lentas o son como el conejo tras el que Alicia iba deprisa.

Lo cierto es que de pronto ante ti, una palabra, un poema, una risa o prosa buena, en  escenario cualquiera...  Una nimiedad incomprensible, convierte en imperdible tu sentir hacia aquella otra persona que te mira de soslayo, más tarde se aproxima lentamente para,  jugando a los excesos, pasar a la pasión como posesos.
Sois dos y  el mundo sigue lleno pero como una goma de borrar, pasaron al final del arco iris al igual que esa olla reluciente e inventada:
La gente ya no es nada.
¡Al menos por un tiempo!
Pasado cierta etapa de obsesión, que el tiempo todo cura, se llega o no a la coherencia de aunarse de por vida sin poner a esto medida, por supuesto:
¿Un año, dos o ciento?
Todo depende de estos sin alas ni arco alguno, que hicieron de un momento su delirio, su excelsa fantasía, su armonía o plenilunio.
Imágenes de la red.

Pudiendo ser felices por las buenas o hacer de esa cadena un infortunio.

27 comentarios:

  1. Si ya no es nada ..mejor borrar ese tiempo..la pasión termina así como todo y queda en nada, sin penas y sin culpas ...pasemos esa etapa!!!!
    un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Pobre cupido, lo has dejado sin trabajo, jajaja...

    Pero es cierto, recuerdo una entrada que escribí hace mucho tiempo sobre los desatinos del ricitos de oro... y los estragos que va haciendo.
    Aunque en realidad, y como bien dices, somos seres coherentes con capacidad de raciocinio, y nos equivocamos o no, todo depende de muchos factores, suerte, constancia, amor o lo que nos de la gana...
    Siempre será mejor que nos vaya bien y algo que empieza de modo hermoso no se convierta en una pesadilla.

    Besitos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  3. Has recorrido un proceso que nos mantiene en vilo hasta que se calma...
    (Dejas a Cupido engrosando las listas del paro, que difícil lo tiene con esa pinta)
    Y el tiempo de permanencia en la etapa de madurez afectiva, es siempre una incógnita.
    ¡Qué dure mientras nos aporte dicha y sosiego!
    Cariños varios, Marinel.

    ResponderEliminar
  4. Este cambio de look te sienta muy bien...!

    Y disculpa por mi larga ausencia, en mi blog ya cuento lo que me ha pasado estas navidades.

    Pero ya estoy de vuelta.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Todo misterio necesita de un ente que lo represente para que pueda ser intelectualizado; si quitamos a cupido habría que sustituirlo por otra figura que representarse la locura imposible de hacer de dos vidas una sola. El amor es un misterio, pero un loco misterio maravilloso cuando dos almas dispares se encuentran y deciden fundirse. Un abrazo, Marinel.

    ResponderEliminar
  6. Yo ya no creía en el amor (y ojo que estoy con alguien y muy bien), pero le daba cierta oportunidad a la existencia de Cupido.
    Hablando en serio, el Amor es un tema muy complejo, es una categoría que va mudando con el tiempo, fundamentalmente, porque -como bien dicen- el tiempo todo lo destruye.
    Un beso.
    HD

    PD: Yo no era de leer cuentos infantiles, pero me quedó una duda, ¿cuál es el conejo de cenicienta? Yo conocía el de Alicia, ese que decía "llego tarde, llego tarde, llego tarde".

    ResponderEliminar
  7. Humberto,ja,ja,ja
    Gracias por el apunte.Yo tampoco sé de conejo alguno en el cuento de Cenicienta.
    Lo he arreglado como he podido,jajaja
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Nada de "representantes"... (aunque venía bien tener a alguien a quien agradecer, y por sobre todo a quien echarle las culpas) jajaaj Pero... ¡Hay que hacerse cargo de las elecciones y por ende, de las consecuencias!
    Un beso grande, Marinel!!!

    ResponderEliminar
  9. Y yo aquí, eremita a verlas venir, cargado de ilusiones y sueños y viviendo en otro mundo donde no existen los nudos, donde existe la plenitud del momento sin tener que ser otro para formar parte de un dúo desafinado.

    Un beso desde mi nube

    ResponderEliminar
  10. El amor es un misterio, encontrar a ese ser que nos acompaña para toda la vida es casi como ganarse la lotería.
    Besos Marinel

    ResponderEliminar
  11. No es el amor el que destruye y es depiadado, es la persona que dice amarte y miente,porque el amor es lo más noble que existe, y es que Marinel, yo si creo en el amor.

    Precioso y bello tu cuento, una excelsa fantasía...
    Solo una visita de puntillas para que no me olvides.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  12. A Cupido lo llevamos cada uno dentro de sí.

    ResponderEliminar
  13. Me resisto a quedarme sin pasión. El amor es otra cosa, ya lo sé, ya lo sé...pero la pasión... esa que nos devora y nos hace ser y parecer alelados por un tiempo es un sentimiento inigualable, adolescente tal vez, pero inigualable. Adoro sentirme enamorada, siempre busco ilusiones. Si no fuese así no le vería color a la vida.
    Pero, por supuesto, hace tiempo que despedí a Cupido cuando puedo hacer su trabajo yo misma. Pobre, igual lo readmito!!
    Besicos.

    ResponderEliminar
  14. Buen texto.

    Pero el amor, todo lo cambia.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Creo que "cupido" adquiere muchas formas, y no es precisamente la que nos han vendido (un poco tonto y cursi). La pasión tiene más enjundia.
    Le has dado un buen y merecido "chapuzón".

    Un abrazo.
    Mercedes

    ResponderEliminar
  16. Yo sí creo en Cupido y en el amor. Y en las bellas palabras que saben expresar estos sentimientos (como las tuyas)

    Un beso.

    ResponderEliminar
  17. Buenísimo, jaja.
    Personalmente lo detesto.
    Lo vestiría de diablito rojo con cuernitos.

    Besos mil

    SIL

    ResponderEliminar
  18. Hay que vivir el momento, que luego sale mal, que te quiten lo bailao, hay gente que nunca llega a conocer el amor.

    Besos!

    ResponderEliminar
  19. Hola Marinel...me he deleitado con tu prosa, en ella hay de todo, y muy bueno. Lo cierto es que Cupido también envejece y que las alas no las tiene de adorno, cualquier día vuela sin hacer ruido. En ese momento nos toca poner todo el ingenio a funcionar.
    Recibe mi cariño y un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  20. qué ingeniosa Marinel!!
    pobre Cupidín jajajaj

    cuántos hemos dedicado versos a este querubín travieso, tiene sus días y su lado B sin duda

    besitos y luz

    ResponderEliminar
  21. Una preciosa forma de trovar, me recordaste el Siglo de Oro, incluso al Arcipreste... Ingenioso, bien llevado y sin faltarle sus gotas de amor muy bien guardadas. Ah! Pero el final me ha fascinado. Todo depende de la felicidad o... el infortunio. Preciosa sugerencia. Te felicito una vez más, amiga.

    ResponderEliminar
  22. Bueno, bueno Marinel, me ha encantado tu entrada, pero... ¿qué hará a partir de ahora Cupido en San Valentín? Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea. http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  23. Se me cayo un idolo!! Son tan ciertas tus palabras que no hay excusa para sufrir
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  24. Que buena entrada amiga yo nunca eh creído en cupido ni tampoco creo en el amor a primera vista, yo siempre eh pensado que el amor es una invención del celebro porque nosotros lo buscamos, si no fuera así los andaríamos enamorando de cualquiera, hay muchas personas que les ocurre así les es imposible ser fiel, ven el amor en cualquier persona, interesante tus letras amiga mía.
    Besitos de colores que estés muy bien.

    ResponderEliminar
  25. Uyyyy, me dejas leyendo y volviendo a leer, porque definitivamente Cupido no siempre es certero en las elecciones.
    Y ahora, qué te digo, soy una enamorada del amor, pero de ese que va más allá de lo superfluo, de la pasión del momento, en fín, que a veces nos equivocamos, pero amiga...QUE BELLO ES, EL AMOR.

    Te dejo el enlace de un tema, que me encanta por su profundidad,y es precisamente por todo lo negativo que desgraciadamente aumentan los detractores del amor, pero como dice la letra del tema, a pesar de todo yo sigo diciendo...NO TE VAYAS AMOR.

    Abrazos Marinel y un lindo fin de semana.

    http://youtu.be/ZNgiS-eQ7LM

    ResponderEliminar
  26. No sé, yo lo quiero bien lejos, que para ser un angelito es un poquillo borde ;-)
    Besos, Marinel.

    ResponderEliminar

Has llegado a mi isla.Bienvenido/a. Ahora eres parte de ella...relájate. Estás en tu casa, en tu isla...

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"
















Archivo del blog