Se hicieron las palabras gelatinosas, acuáticas, navegantes entre mareas de sol abrasador. Pequeñas medusas azules deslizándose en la vastedad marítima del alma...
Marinel.

martes, 19 de junio de 2012

Bailando el tiempo.

Irreverente tiempo de raudo paso...tropezaste con la vida y te enamoraste de su danza a la que quedaste prendido.

Imagen de la red.

25 comentarios:

  1. Irremediablemente, tiempo y vida están enlazados desde la noche de los tiempos, incluso diría más, el tiempo surgió antes que la vida.

    Menudo lío.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Irreverente es porque jamás detiene su paso en el camino por la vida..

    Besitos.

    ResponderEliminar
  3. Para que se chinche yo tengo parado el reloj del tiempo, y no lo pienso arreglar.

    Un beso,

    ResponderEliminar
  4. El tiempo da a las flores
    lo que anosotros nos quita.
    Un beso
    Ángel-Iisidro.

    ResponderEliminar
  5. Puede ser cierto que primero existiera la vida y, más tarde, el tiempo se enamorara de ella y la tomara bajo su mando; el tiempo puede ser dictador pero, al mismo tiempo, sostiene el inestable equilibrio de nuestras vidas.
    Hermoso y profundo, amiga mía.

    ResponderEliminar
  6. Es el tic tac musical de tu poesía... Nunca la pares. Besos.

    ResponderEliminar
  7. En algunas ocasiones, parece que el tiempo más que enamorarse de la vida, le ha cogido "manía" y se escabulle como de algo incómodo..

    Me ha gustado mucho tu entrada.. mucho..
    un besote linda
    flor-i

    ResponderEliminar
  8. Lo mejor que se puede decir del tiempo es que, aunque se detenga con la vida, pasa raudo...

    ResponderEliminar
  9. No hay caso con el reloj y esto tan inconsistente como es el tiempo; no tiene consistencia ...pero igual nos atrapa! es curioso, no?

    Muy bueno tu breve, sin dejar la poesía de lado...

    BESOS, Y ABRAZOS!

    ResponderEliminar
  10. El tiempo es lo que nosotros queramos que sea.

    Besotes!

    ResponderEliminar
  11. UN PENSAMIENTO MUY SUTIL.
    BESOS

    ResponderEliminar
  12. ¡Toc, toc! ¡Ah de la casa! ¿Llego a TIEMPO? :)

    ResponderEliminar
  13. Si, la vida sin el tiempo no es nada, es más cuando este se aburre de poseerla, ella acaba.

    Y tiene siempre tanta prisa...

    Genial la entrada.

    Besitos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  14. Qué horror.... pidamos que su enamoramiento no tenga fin.

    ResponderEliminar
  15. No tiene piedad.
    Hace tiempo que no uso reloj para no darme cuenta que me ronda, pero el maldito deja sus huellas en la piel de mis manos.
    Besossss

    ResponderEliminar
  16. Y yo que les detesto, a los relojes... herramientas del masoquismo.

    Y es cierto lo que dices Marinel, muy cierto!

    Besos y se feliz!

    ResponderEliminar
  17. El reloj de la vida misma a veces marca el comienzo.
    Un beso y bonitos versos

    ResponderEliminar
  18. Tremenda y sugerente tu entrada,amiga.
    El tiempo nos lleva por delante en su danza con la vida,sin darnos cuenta,que nosotros mismos somos tiempo y podemos detenerlo de vez en cuando para pulsarlo y equilibrarlo...Y también somos vida y podemos renovar su vestido y su sentimiento para lograr mayor perfección en su danza con el tiempo...
    Mi felicitación y mi abrazo grande por tu profundidad y superación.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  19. Posiblemente el tiempo es algo que acaba con las vidas. Todo es cuestión de tiempo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  20. Y quién no se prende de la agilidad de la danza y de su extenuante belleza! Bella reflexión poeta.

    ResponderEliminar
  21. Tremenda verdad a la que siempre me aferré. " pasamos nosotros, el tiempo no pasa, él queda esperando por los que vendrán..."

    Me encantó, besos.

    ResponderEliminar
  22. El reloj del tiempo, va marcando nuestros instantes... y ¡Como vuela!

    Besos amiga Marinel

    ResponderEliminar
  23. Prendido y esclavo.


    Es dulce y emperador el tiempo, y nos atrapa, y nos atrapa...


    =)


    Beso grande.


    SIL

    ResponderEliminar
  24. Y que no pare de bailar y danzar,
    Prendámonos de su cintura y dancemos al son de sus saetas...

    Besos, Marinel.

    ResponderEliminar

Has llegado a mi isla.Bienvenido/a. Ahora eres parte de ella...relájate. Estás en tu casa, en tu isla...

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"
















Archivo del blog