Y si llegáis, pies, al límite del cansancio y el vivir no se aviene a dejar vuestra huella en la orilla los días, no temáis el olvido de vuestro paso. Yo os sabré siempre mi soporte, mi pasaporte por parajes de ensueño y por sueños sin abandonar el refugio de las sábanas. Pies, partiremos juntos. Conmigo vendréis hacia ignotos caminos...
Marinel.

martes, 5 de junio de 2012

En manos de Ikelos...

Como un cuadro sin título de Beksinski, donde lo lúgubre reina por doquier. Lo tenebroso opaca cualquier atisbo de luz diáfana. Sin visos de luminosidad, el paisaje es una parodia triste y lóbrega del inexistente arco iris. La tiniebla del abatimiento se extiende en el exánime horizonte.
Cayó la luna tras su lucha con Ikelos, dejando huérfanas a las estrellas. 
La lluvia perturbada. Los árboles estirando sus secas ramas tras una brizna de vida imperceptible.
Un día como otro cualquiera, el mundo dejó que los latidos cayesen por sus agujereadas utopías...

Obra  del pintor polaco  Zdzislaw Beksinski

20 comentarios:

  1. Qué intenso, Marinel. Con esa intensidad que nace del desgarro de ciertos momentos, así como lo presenta la obra de Beksinski...El mundo externo siempre se nos presenta según el mundo interior esté manifestándose, y en este caso, reina la soledad y las tinieblas. Momentos que como otros, también pasarán.

    ABRAZOS MILES.
    QUE TENGAS UNA JORNADA BENDECIDA!

    ResponderEliminar
  2. Junto a la horfandad de las estrellas se lleva los sueños. Cuanta fuerza has cargado a estas letras
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Es posible que algún día el sol de pueda abrir paso y darnos luz y calor.

    Un beso,

    ResponderEliminar
  4. Hoy me siento parecido, aunque creo que lo mio es por el calor cordobés.

    Fuera bromas, un texto intenso, interesante.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Un mundo desolado donde reinan el misterio y las tinieblas, y donde solo existe un diminuto rayo de luz, tus tremendas letras!

    Besos y se feliz!

    ResponderEliminar
  6. Me gusta la última frase: "Un día como otro cualquiera, el mundo dejó que los latidos cayesen por sus agujereadas utopías..."
    (A pesar de su pesimismo)

    Esperemos que Ikelos no mande sobre nuestros sueños.

    Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

    ResponderEliminar
  7. Estoy con el ánimo bastante subido, así que no puedo conectar con el tono de tus palabras de hoy. Las guardo para otra ocasión en que sí pueda verme reflejado. Besos, Marinel. :)

    ResponderEliminar
  8. Has logrado con tus palabras la misma sensación que Beksinski en su lienzo; diría que una descripción fiel y apocalíptica.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Tras la bruma y las tinieblas surge la esperanza, cual rayo de luz.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. "Un día como otro cualquiera, el mundo dejó que los latidos cayesen por sus agujereadas utopías..."
    Hay días que la borrasca interiocr es mucho más inestable de lo que pudiera ser una climatológica propiamente dicha. El Arco iris existencial se vuelve opaco y sólo con el blanco y mucho negro.
    Preciosa y magistral composición, Marinel.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Lienzo y palabras están perfectamente ensambladas.

    ResponderEliminar
  12. Marinel, que fuerza tiene el relato, el abismo tenebroso al desnudo... donde reinan las tinieblas y no entra la luz...

    Has plasmado la misma soledad que Beksinski en su lienzo.

    Te dejo mi abrazo, con chispitas de luz.

    ResponderEliminar
  13. Marinel, que fuerza tiene el relato, el abismo tenebroso al desnudo... donde reinan las tinieblas y no entra la luz...

    Has plasmado la misma soledad que Beksinski en su lienzo.

    Te dejo mi abrazo, con chispitas de luz.

    ResponderEliminar
  14. Veo un horizonte cerrado sobre el hoy, que se asemeja a las paredes angostas de una prisión sin ventana; huir de él, de todos modos, puede parecer entonces un gesto extremo de libertad. La libertad de tus letras.
    Gracias por compartirlo.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Que quien reina sobre las fobias y los sueños, bajo la apariencia de un animal salvaje, te conceda un día lleno luz y posibilidades...
    Me encanta Beksinski. Besos.

    ResponderEliminar
  16. La verdadera amistad siempre prevalece al paso del tiempo.
    Felicidades por esos 500 y mas que vendrán

    Un cálido abrazo

    ResponderEliminar
  17. Marinel,nos dejas un post donde el cuadro y las letras se unen,expresando su quietud y su pesimismo...Muy logrado,amiga.
    Mi felicitación y mi abrazo,amiga.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  18. Preciosa sinergia entre imagen y versos.

    De estrellas huérfanas está plagado mi cielo últimamente.


    Beso,



    SIL

    ResponderEliminar
  19. Me encanta la linea difusa que has le has conferido a tu texto; desde luego le encaja a la perfección a la sobria obra de este pintor polaco.
    Tu estilo sereno y dulce se ha teñido de tonos lóbregos para que las ensoñaciones que produzcan se hagan eco de la profundidad psicológica de tu entrad.
    Preciosa, de verdad; como siempre Marinel.

    ResponderEliminar
  20. Cuando la luz de las ramas se desnuda en el lienzo del tiempo, aparece la esperanza de tu fecunda palabra, Marinel. Un abrazo grande.

    ResponderEliminar

Has llegado a mi isla.Bienvenido/a. Ahora eres parte de ella...relájate. Estás en tu casa, en tu isla...

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"
















Archivo del blog