Y si llegáis, pies, al límite del cansancio y el vivir no se aviene a dejar vuestra huella en la orilla los días, no temáis el olvido de vuestro paso. Yo os sabré siempre mi soporte, mi pasaporte por parajes de ensueño y por sueños sin abandonar el refugio de las sábanas. Pies, partiremos juntos. Conmigo vendréis hacia ignotos caminos...
Marinel.

lunes, 25 de junio de 2012

De miriadas y esas "cosas"...

Rimero de objetos ocupando espacio
en los recovecos de lo más profundo.
Allende del tiempo, más lejos si cabe.
Guarecí unos cuantos, que por su tamaño,
 pudiera perderlos.
Pequeños, chiquitos, algunos tan tiernos.
Llenos sin embargo de la enorme magia 
de la evanescencia
donde al mirarlos con ese otro ojo carente de vista
me traen en tropel, toda una miriada de bellos recuerdos.

Imagen de la red.

37 comentarios:

  1. Detalles que nos hacen un poco más livianos los duros escalones de la vida.

    Hermoso

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Sin duda eso es lo que tienen los insignificantes objetos.
    Que se agazapan y se cuelan por rinconcitos inauditos y cuando uno abre la caja de Pandora, despliegan un infinito mundo de recuerdos donde anidar las pupilas de aquel tiempo que fue, y sigue siendo.

    Un beso, Marinel.

    ResponderEliminar
  3. Alguien dijo,que las cosas tienen alma y nos hablan...Tú sabes encontrarla y transmitirla y hacerla letras...Y esas letras se quedan como miriada incalculable de magia e inspiración,amiga.
    Mi felicitación y mi abrazo inmenso por tu buen hacer.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  4. ...sí, SI los recuerdos tienen voz
    pero despues leer tu pensamiento...
    salen a flor de piel !!!! Marinel
    tienes una varita mágica cada palabra que escribe tintinea notas de cristal con burbujas de colores, es una gozada enfrentar el
    nuevo día leyendo tus poemas!!!! un abrazo enorme de Begoña

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué bonito qué bonito, guarecer objetos!
    "Todo es bueno para el convento...", repetía mi madre una y otra vez, porque todo lo guardaba.
    Claro que en tus objetos se vislumbra algo más que lo puramente material.
    Besos, Marinel

    ResponderEliminar
  6. Encontrar la intensidad de las cosas y su rincon en el alma, te han llenado de maravillosa inspiración.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Un objeto, (pequeño detalle) tu mirada, la poesía, mi placer.
    Gracias Marinel.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. En verdad, los recuerdos son esos objetos y pensamientos que nos fijan al pasado para emocionarnos y poder volar hacia el futuro.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Tal vez.. antes, los recuerdos se impregnaban, se "tatuaban" en nuestra memoria con otra intensidad, hace poco hablaba de ésto con una persona y me decía que a veces queremos recuperar la esencia de algunos recuerdos, intentando repetir lugares, circunstancias, etc... pero ya no es igual..

    Otros en cambio, casi siempre los más chiquitines, siempre permanecen con la misma intensidad, transmitiendo la real esencia con la que se quedaron..
    (tanto en nuestra retina de los recuerdos como impresa en un pequeño papelito..)
    beso grande mi niña.
    flor-i

    pd. creo que me he líado, espero se entienda..

    ResponderEliminar
  10. Nuestra vida está llena de esos pequeños recuerdos, muchos de ellos se olvidan, volvemos a recuperarlos cuando los creíamos olvidados.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Ese ojo, carente de vista, pero que sabe mirar...
    A él le debemos salvar los detalles, los recuerdos importantes.
    Precioso, Marinel.
    ¡Lo tuyo con las letras es Arte, mi niña!
    Cariños varios.

    ResponderEliminar
  12. Hasta las cosas más tontas que andan por casa, ya sea en forma de entrada de cine o un simple llavero, forman parte de nuestra geografía emocional. "Magicamos" los objetos para encontrarnos y reconocernos en ellos.

    ResponderEliminar
  13. La magia de la evanescencia, la otra forma de mirar con la mirada perdida, acompañada por los pensamientos en ese espacio de soledad voluntaria, poniendo a cada uno su etiqueta de sentimientos...Preciosas Letras, Marinel. Admiro tu forma de decir y de Ser.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Los pequeños recuerdos, esos infimos son capaces de hacer montañas, de mover el mundo agazapado de los sentimientos y de hacer un camino que parte del alma.

    Un beso caminante,

    ResponderEliminar
  15. Hoy me viene tu entrada como anillo al dedo.

    ResponderEliminar
  16. La magia reside en cualquier parte, y hay que saber verla y apreciarla.
    Bellos versos

    ResponderEliminar
  17. ¡Qué manera de comenzar la semana! Tanta magia en un racimo de palabras bien tejidas dan impulso y con él, vamos a una vueltita más en la calesita de los días. A juntar experiencias que serán un tesoro de recuerdos.
    http://enfugayremolino.blogspot.com

    ResponderEliminar
  18. Espectacular. Son tantos los recuerdos para guardar a buen recaudo, y son tantos los que pueden escapar de forma evanescente... Y los que de improviso se pueden recuperar con otra mirada. Me ha encantado. Asombrosamente mágico este poema. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Todos tendriamos que tener un baúl de los recuerdos para que no sea tan pesado cargarlos.

    El leerte a ti y tu exquisito vocabulario hacen extremadamente agradable las visitas a tu casa.

    Un gran abrazo amiga

    ResponderEliminar
  20. Los recuerdos se atesoran.

    Los fantasmas te persiguen.


    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Son pequeños tesoros,sobre todo para los más sentimentales,que somos casi todos.
    Buen tema y mejor exposición,con palabras delicadas,casi tiernas.

    Saludos Marinel.

    ResponderEliminar
  22. Esos pequeños detalles son lo que en verdad mantiene candente la memoria, y la gana de seguir rebuscándolos en el presente. Un abrazo Marinel

    ResponderEliminar
  23. No me gusta alimentar la nostalgia... Por eso casi nunca me recreo con la contemplación de los pocos objetos que guardo.

    Eso no me impide disfrutar de tus versos, Marinel.

    Besos

    ResponderEliminar
  24. ...Y es que los objetos tienen vida...la vida que nosotros soñamos que tienen.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  25. Cualquier cosa pequeña o grande que salga del baul de los recuerdos, tiene que servir para sacarnos una sonrisa, no un dolor.

    Besos!

    ResponderEliminar
  26. Me he desprendido de unos cuantos,pasándolos a otras manos o simplemente decidiendo no conservarlos por distintas razones, pero aún me guardo algunos de esos evanescentes y mágicos tesoritos que me recuerdan hasta a través de los sentidos lo que alguna vez significaron y su valor perenne en mi vida. Es, como bien dices, mirar la vida con ese otro ojo carente de vista.

    Muy bello: un regalo que me hago en mi ajetreada rutina este de venir a disfrutar de tus bellos versos.

    Te los agradezco mucho.

    Un beso, Marinel.

    ResponderEliminar
  27. Los recuerdos que afloran en una mirada mágica y tu los conviertes en poesía.

    Hermoso, Marinel.

    Abrazos y linda semana

    ResponderEliminar
  28. Ese vistazo del ojo del recuerdo, que nos trae tantos momentos guardaditos en la memoria, haciéndonos vivir y disfrutar un poco más los grandes ratos de nuestra vida guardaditos en pequeños, pequeñisimos objetos o detalles.
    Hay miradas que sin ver hablan y nos inundan la vida de sonrisas.

    Besitos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  29. Que lindo es reveer los lindos recuerdos....
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  30. Los objetos forman parte de nuestra memoria y de nustra particular intrahistoria.Los objetos , discretos , tangibles , testigos mudos de nuestros silencios.Bello poema , impreso de un tono existencial y simbolista.Un abrazo , poetisa.

    ResponderEliminar
  31. Es toda una fortuna que los grandes y bellos recuerdos se atropellen entre sí.

    ResponderEliminar
  32. Los detalles que guardamos ahí en los recovecos mas profundos, los tenemos como un preciado tesoro que nos lleva a volver a vivir el pasado atravez de los recuerdos..

    Lindo post Marinel.. me gustó
    Besitos.

    ResponderEliminar
  33. A través, palabra rara que siempre su ortografía me ha parecido tonta pero que al interior es como un cristal que nos permite mirar del otro lado.
    Así, Marinel, los objetos vestidos nos embargan de recuerdos.
    Un placer.

    ResponderEliminar
  34. MUY POÉTICA EVOCACIÓN.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  35. Los recuerdos ocupan un espacio en nuestro corazón haciendo posible que podamos revivir de nuevo tan bellos y emotivos instantes que nos llenaron de alguna manera y que nos hicieron sentir vivos.... que bello recordar cuando esos recuerdos van acompañados de pequeños detalles u objetos que te hacen situarte en aquel momento, en aquella escena que paso por tu vida y que aún después de ser arrastrada por el tiempo sigues sintiéndote naufrago de esas sensaciones que te aporto.

    Un abrazo, Amparo

    ResponderEliminar
  36. A mí , en este momento, me están salvando la vida.



    Beso grande.



    SIL

    ResponderEliminar
  37. Los recuerdos forman parte de la vida, y están guardados en nuestra alma.

    Un beso.

    ResponderEliminar

Has llegado a mi isla.Bienvenido/a. Ahora eres parte de ella...relájate. Estás en tu casa, en tu isla...

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"
















Archivo del blog