Llegó el aroma desde lo más profundo, un hálito suave envolviéndolo todo. El mullido sofá, la lámpara tenue iluminando el libro, el libro. Se impregnó la estancia de perfume a violetas y ellas, hechizantes, miraban coquetas desde su estancia, el subyugar de su íntima belleza...
Marinel.

viernes, 8 de noviembre de 2013

De cúmulos...

Voy a hacer con los momentos dichosos lo que un rico hace con su riqueza...



33 comentarios:

  1. Eso está muy bien, guardarlos
    para cuando hagan falta.

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Guardarlos, bien guardaditos en el alma, si, para cuando sea necesario alejar las tristezas.

    Abrazos muchos, Marinel y lindo fin de semana

    ResponderEliminar
  3. Está bien lo de guardarlos para sacarlos a la luz en las horas bajas, pero siempre que primero se hayan compartido.Si no se comparten no son todo lo bueno que debieran, se quedan devaluados..

    Un abrazo Marinel.

    ResponderEliminar
  4. Es bueno atesorar esos momentos, los malos, esa gran mayoría, que se marchen por el sumidero del olvido.

    Besos,

    ResponderEliminar
  5. Vale, ¿Pero y si los repartimos? ¿Habrá para todos?
    Buen fin de semana

    ResponderEliminar
  6. hay ricos que todo lo derraman y hay pobres que todo lo atesoran
    todo depende del ángulo que se mire

    porque el ser rico o pobre no pasa en la materia sino en la idea del ser humano

    besitos

    ResponderEliminar
  7. Excelente embase! Acudiré a tu banco cuando lo necesite... Muy buena idea. Un beso fuerte y feliz fin de semana, amiga.

    ResponderEliminar
  8. Son tesoros incalculables.

    Saludos, Marinel.

    ResponderEliminar
  9. En tarros, muy parecidos a los pequeños de la foto, embotábamos atún (cimarrón) y bonito (del Norte).

    ResponderEliminar
  10. Precioso.

    Atesorarlos.


    Nada más sublime.



    Besos mil.


    SIL

    ResponderEliminar
  11. :)
    Y sólo destaparlos ante quien sea merecedor de tal galardón.
    Besos, mi Uka.

    ResponderEliminar
  12. Depende del rico, los avaros las guardan y no la disfrutan; otros, según les entra van disfrutando de ella, me imagino que eres de esta última.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Los ricos atesoran; los pobres reparten de lo poco que tienen. Es mejor que compartas con todos en lugar de guardarlo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. La imagen es una belleza y el contenido una riqueza...sigue administrándonos tus letras mensajes alados para la imaginación ansiosa de aventuras...
    ,,,ya sabes que me encanta como escribes. Un abrazo -amigo de Begoña
    Ah!!! la mariposa azul espectacular !!!!!

    ResponderEliminar
  15. Y sacarlos cuando ya no queden.

    Besos apretaos, Marinel

    ResponderEliminar
  16. Perfecto:disfrutar de la felicidad que te brinda poseerlos.

    Besos, Marinel

    ResponderEliminar
  17. Lo bueno es disfrutarlos bien a gusto, en el momento...
    Quizás luego ya no sirvan...

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  18. No, mejor no hacer como los ricos con su riqueza, a ellos su riqueza acaba pudriéndoles el corazón...

    Mejor déjalos que bailen en ti, que vuelen en ti, que vengan y se vayan y regresen, libres... es la única manera de que los buenos recuerdos lleguen siempre a ti sonrientes y atraigan así nuevos buenos momentos...

    Un abrazo Marinel.

    ResponderEliminar
  19. Es una buena manera de guardarlos para en los momentos de bajón sacarlos y darse uno cuenta que nada dura eternamente pero que sin embargo todo lleno al corazón de luz y amor.
    Besos

    ResponderEliminar
  20. Y que iluminen nuestras sombras.
    ¿No me envías un frasco con algunos de ellos? Ando necesitándolos.

    ResponderEliminar
  21. ...Atesorarlos, sin más.
    Sólo que esos momentos son más memorables y hermosos que los de los avaros.

    Besos

    ResponderEliminar
  22. Resguardados en botes de cristal para que se vean mejor y con ese brillo de lo bueno.
    Imaginación al poder.
    Cariños

    ResponderEliminar
  23. Guardarlos y disfrutarlos cuando sean necesarios para fortificar nuestro estado de ánimo...Precisas Letras e Imagen.
    ¡¡¡Gracias por tener ese Corazón Inmenso y Estar y Ser en mi blog!!!
    Me transmites Energía y Fortaleza llena de Luz.
    Abrazos y Besos.

    ResponderEliminar
  24. Bella greguería existencial para proclamar como parte de un decálogo de la propia verdad. Rentabilizar los momentos dichosos....maravillosa empresa.Un cálido abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Hola Marinel, y que bien harás guardándolos como tesoros, y cuando lo necesites exhibirlos como hacen los ricos con sus tesoros:)

    Besos.

    ResponderEliminar
  26. Yo los escribo en el cuaderno de mi corazón, cuando me veo en baja, abro el cuaderno y los releo.
    Abrazos y mis cariños.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  27. Marinel,ahí está la clave de la alegría, de la paz y la satisfacción interior...Saber guardar todo lo bello, que hemos sentido y vivido y saborearlo de vez en cuando,agradeciendo y sintiendo la vida,que sigue dándonos momentos dichosos...
    Mi felicitación y mi abrazo grande, Marinel.
    M.Jesús

    ResponderEliminar

Has llegado a mi isla.Bienvenido/a. Ahora eres parte de ella...relájate. Estás en tu casa, en tu isla...

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"
















Archivo del blog