Se hicieron las palabras gelatinosas, acuáticas, navegantes entre mareas de sol abrasador. Pequeñas medusas azules deslizándose en la vastedad marítima del alma...
Marinel.

viernes, 15 de noviembre de 2013

Finitud...donde todo termina.

En algún lugar de este universo mío tras de mis cejas, ese que inventa, acaricia, furtivo de mí a pesar de estar conmigo, el fantaseo de manera incansable, está la porción invariable de realidad
que me acosa, llama inagotable al desalojo, a la desgana de seguir en este mágico cubículo de utópicos quehaceres.
Hacerlo por fin finitud, darlo por terminado, como morirlo, alejándolo así del trasiego redentor de utilizar letras en pos de quimeras, de horizontes intangibles que me hagan sentir la cómoda situación de acercamiento a lo imposible concediéndome así un pedazo de alegría.
Esta es la idea punzante que hace ronda, persiguiendo cualquier ajetreo volátil.
Dejar de proyectarlo todo en letras...
¡Es tan vasto y atrayente este mundo aparentemente grácil al que se aboca el misterio del intercambio sin voz!
Sin embargo, aquí, en el área sensible bajo mis lentes, existe ese terreno baldío donde nada siembro y por tanto, nada recojo. En ese desierto es donde surgen las dudas como cactus espinosos, que hieren más cuanto más los miro con el alma sedienta.
Días como hoy, la aridez de esa extensión en mi cerebro, no da lugar al oasis, se hace devoradora, se precipita hacia ese ocaso donde la realidad  es lo único posible...

Imagen de Pit Sander

Es entonces cuando el vacío se adueña del cosmos de mi sentir y hasta me deshabito de mí...

35 comentarios:

  1. Es cierto, son dos "mundos" enteramente distintos, pero creo que todos nos debemos espacios etéreos sin dejar de pisar tierra firme, y eso no significa que por pisar la realidad nos debamos decaer necesariamente, sino que uno interactúa con el otro, uno alimenta al otro. Podría decirse que son dependientes.
    Creo que este "Dejar de proyectarlo todo en letras" tuyo, es perfectamente posible, como creo también que siempre volverías en pos de él.
    Cada uno sabe dónde puede estar su paz, y se sabe que a esta "dama" hermosa debemos "buscarla", ella no llega sola.

    ABRAZO GRANDE, QUERIDA MUJER Y POETA..
    MUCHA FUERZA ESPIRITUAL PARA TUS DÍAS.

    ResponderEliminar
  2. Describes la inutilidad que a veces siente esa gente extraña (y tal vez loca) que gusta de inventar o recrear mundos con sus letras o sus trazos...

    No es fácil... yo también sé de desiertos y hasta me tuve que inventar un cactus parlanchín para que me alegrara un poco las dunas solas, o para que me tocara las narices para olvidarme un poco de la sed.

    Pero... mira, te paso un fragmento de un poema de Walt Whitman, "No te detengas":

    "No te dejes vencer por el desaliento.
    No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte.
    ¡Que es casi un deber!

    No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario.
    No dejes de creer que las palabras y las poesías...
    Sí pueden cambiar el mundo."

    Puedes ver el poema completo aquí: http://www.youtube.com/watch?v=abUAZ1KUDOQ

    Un abrazo más grande que el desierto, Marinel.

    ResponderEliminar
  3. ..Entonces se va alejando de ti la soledad y te elevas rodeada del "silencio" Que se convierte en todo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. La angustia que a veces acude de la mano de la soledad, los vacíos que no sabemos ocupar, son momentos que cuando terminamos de contarlos ya nos hemos recuperado. Tus letras siempre llegan lo mismo en verso que en prosa. Unos abrazos, los que necesites.

    ResponderEliminar
  5. Leerte es siempre un placer Marinel, qué destreza para describir lo casi-inexplicable!

    Se siembra sin pensar en recolectar… para no crear expectativas engañosas… ya se irá viendo ; )

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. ¿Donde nada siembras y nada recoges?. No puedo hacerte llegar lo que significa levantarse e ir a desayunar esperanzas de poesías. Eso es lo que me da tú blog, eso es lo que siembras. Si vieras mi car, al leerta, comprenderías lo que recoges.

    ResponderEliminar
  7. A veces la experiencia nos guía y nos conduce hacia caminos que solo la vida sabe conducir. Nos equivocamos y sufrimos, pero lo importante es que la vida está ahí para devolvernos aquello que que creíamos que nunca más volvería.
    Esos deseos, cansados de soldad…hacen daño, pero a veces son tan gratos.

    Como siempre, tus letras geniales.

    Besos con cariño Marinel.

    ResponderEliminar
  8. A veces también conviene viajar un poquito en lo ideal para descansar de lo real, creo que es bueno para la mente. Y por cierto marinel, tú siempre siembras, aunque no te des cuenta, pones las semillas en forma de letras dentro de nuestro corazón. Un fuerte abrazo y feliz fin de semana amiga.

    ResponderEliminar
  9. Tras los desiertos, esos vacíos en la mente tienen al lado oasis dormidos, a veces renacen ante estímulos externos.

    Besos

    ResponderEliminar
  10. A veces pienso que sin ese plus de sombra, sin ese límite, nada tendría sentido.


    Consuelos que me acompañan...


    Besos muchos.



    SIL

    ResponderEliminar
  11. Necesidad de ser, de huir de la soledad que todo lo llena, de vencer al desaliento...

    Besos

    ResponderEliminar
  12. Que agobio me ha dado hoy leerte, pero es buena señal de que comunicas estupendamente.

    ResponderEliminar
  13. ¡¡¡¡¡¡¡ENHORABUENA!!!!!!!!


    Muchos besos apretaos

    ResponderEliminar
  14. Qué puedo decirte yo ahora, que los cactus pueden ser muy hermosos a pesar de las espinas, que el oasis para calmar nuestra sed de esperanza está dentro de nosotros mismos y que llueve afuera, que tu espacio es tu espacio donde habita tu tiempo y tu ternura, que tu poesía es abrir tu alma a la vida, qué te puedo decir yo ahora, solamente que nunca te des por vencida.

    Un abrazo muy grande, Marinel, POETA.

    ResponderEliminar
  15. Mi querida Marinel, en nosotros mismos existen dos mundos paralelos y a veces necesitamos de la soledad y el silencio para ver claramente aquello que necesitamos para seguir avanzando en nuestro día a día.
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Marinel, tus letras nos plantean esa lucha entre la realidad y la imaginación...Lo que vemos tiene mucha fuerza y es tangible, lo que soñamos,sentimos e imaginamos no lo vemos,no lo tocamos...y a veces se esfuma en el aire de la realidad, cuando dejamos la puerta abierta...El mundo espiritual es tan inmenso,tan rico, que lo necesitamos para seguir sobrevolando esta realidad desértica y agónica, que tantas veces nos hace daño...La finitud de lo que vemos no puede, ni debe imponerse nunca a la infinitud de nuestra imaginación y nuestros sentimientos...Ambos mundo deben aceptarse y complementarse, porque somos cuerpo y alma, Marinel.
    Mi felicitación y mi abrazo inmenso por tu profundidad y buen hacer.
    Feliz fin de semana.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  17. hay tantos y tantas habitándonos, que cada cual es su propio mundo y su propio giro

    me encantó esta parte:
    "... darlo por terminado, como morirlo, alejándolo..."

    cuando esto sucede nos sucedemos en otros estadios y giramos o rodamos al papelero como super héroes a rescatarlo de vez en cuando

    abrazos y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  18. No hay aridez cerebral donde hay expresión poética; son como antagónicos y en ellos no se dan la convivencia. ¡Sigue derramándote!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  19. La soledad no siempre se queda...tiene fases, de las que se sale.
    A pesar me gusta como has escrito.
    Beso

    ResponderEliminar
  20. Hola Marinel, creo haber entendido que las musas no acuden para poder expresarte, pero no debes preocuparte ya que eso suele ocurrir, pero ya veras y mas a ti como ellas no te dejan sola y acuden de nuevo ya que no te pueden dejar sola, tu siempre aunque no te des cuenta siembras y de esa siembra nos haces deleitarnos con la cosecha, asique no dejes de sembrar que si no que hacemos nosotros?, me encanto tu escrito:)

    Besos.

    ResponderEliminar
  21. Uf, Marinel, esa sensación la he vivido y puede que la siga viviendo ahora mismo. Supongo que le pasará a más gente creativa y que quiere expresar lo que lleva dentro acompañándola en todos sus días.
    Existen los desiertos pero también los oasis y el verdor pletórico. Y todo está en nosotros mismos.
    No te apures. Sigues creando y emocionando.
    Un abrazo de Mos desde la orilla de la spalabras.

    ResponderEliminar
  22. Esos mundos que nos distancian, que nos hacen reflexionar, pero que siempre están ahí y, de pronto, se hace la luz.
    Cariños canarios

    ResponderEliminar
  23. El vacío difícilmente se puede plasmar en letras. El caso es que tú manejas de maravilla el teclado a la hora de construir una entrada.
    Besos y a encontrarte plena.

    ResponderEliminar
  24. ¡Cómo te entiendo Marinel! ¡Cuántas veces he sentido esto mismo y he tenido esos deseos de mandarlo todo a paseo!.Pero no lo hacemos, o al menos, no lo hago y sigo escribiendo y leyendo a diario, procurando no alejarme de esa realidad que me envuelve sin remedio y que a veces, casi siempre, tan poco me gusta.Tal vez por eso ese afán de escribir en soledad, para inventar otra realidad cuando la real nos agobia.
    Pienso que el hecho de leerte e identificarnos con tu escrito ya es motivo suficiente para seguir escribiendo.Por tanto no estoy de acuerdo de que sea un acto totalmente solitario,un desierto.De vez en cuando aparece un bello oasis que nos llena de alegría...

    Abrazos y buen sábado.

    ResponderEliminar
  25. La realidad es tan desoladora que todos se autoengañan.

    Besos.

    ResponderEliminar
  26. Me he hecho en múltiples ocasiones la misma pregunta.
    La vida está ahí fuera, sí.
    Indelineablemente.
    La realidad es aquella, esto sólo es pura quimera, aunque la gente de carne y hueso pueble este mundo sumergido con sus letras.

    Un besazo, linda.

    ResponderEliminar
  27. *** ...al que se aboca el misterio del intercambio sin voz! ***

    ...y con suerte algunos llegamos aquí e intercambiamos y nos llenamos de almas que identificamos y se va disipando esa niebla ...

    Marinel tu escrito es tan real y te veo tan persona,

    Un beso muy cálido ♥♥♥

    ResponderEliminar
  28. A menudo se abren esas compuertas; las compuertas de las dudas, pero no hay semillas más agradecidas que las que siembran tus letras: reales, profundas y bellas. Todo es realidad y nada lo es.

    Besos Marinel

    ResponderEliminar
  29. "Nada siembro y por tanto, nada recojo" Dices...

    Hay cosechas intangibles como el placer y la actitud reflexiva que provocan tus letras. A eso yo lo llamo COSECHA.

    Un fuerte abrazo, Marinel

    P.D. Vengo de la bitácora de Fernanda y no puedo estar más de acuerdo con tu comentario.

    ResponderEliminar
  30. Hermosa prosa poética! Grandes verdadees, Marinel. Deshabitarse es volar en lo espiritual. Es místico.

    ResponderEliminar
  31. Mi niña ¿y tú me hablas de un terreno baldío?
    ¡No me lo puedo creer!
    En cada una de tus letras, vas dejando un reguero de poesía, de bellos sentimientos que brotan de tu corazón y eso perdura en el tiempo.
    Te dejo un fuerte abrazo.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  32. A veces los desiertos encierran las respuestas en su soledad y en su silencio. Los grandes sabios se retiraron a las soledades, Zaratrusta subió a la montaña durante 10 años y bajó sabio, Jesucristo y Diógenes se retiraron a meditar a esos desiertos, Buda se fue a sus soledades y regresó para contar lo que había aprendido.
    Todo ese tiempo en que el cactus ha vivido es para ser más sabio y conocer los rincones de la intimidad.

    ResponderEliminar
  33. En el vacío intergaláctico hay un átomo de Hidrógeno (~1utm) de media por metro cúbico. Su temperatura es ~1/100 de 0*C a 0*K.
    Ningún cactus es venenoso y mira lo difícil que algo así también se cumpla!

    ResponderEliminar
  34. 1 metro~1/10000000 del cuadrante del meridiano de la Tierra.
    Me han regalado un cactus, que en México lo llaman el viejito y estaría en vías de extinción, si no fuese por quienes lo cuidan y cultivan, compran y regalan, reciben y cuidan.

    ResponderEliminar

Has llegado a mi isla.Bienvenido/a. Ahora eres parte de ella...relájate. Estás en tu casa, en tu isla...

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"
















Archivo del blog