Llegó el aroma desde lo más profundo, un hálito suave envolviéndolo todo. El mullido sofá, la lámpara tenue iluminando el libro, el libro. Se impregnó la estancia de perfume a violetas y ellas, hechizantes, miraban coquetas desde su estancia, el subyugar de su íntima belleza...
Marinel.

lunes, 4 de noviembre de 2013

Mujer de ficción.

Hoy  morí un poco.
Otro poco más como muero
cada día que nace.
Esta vez, gravitando en la incógnita
de lo ensueño y veraz del momento.
Era en duermevela, suspendida
en medio de cavilaciones
donde los gigantes hacen su guarida.
Supe que moría ese exiguo instante,
por nimios detalles, matices chiquitos
haciéndose grandes, gritando al llegar:
La luz penetrando entre las cortinas
falta de calor, el azul radiante de
la habitación mustiándose todo,
las sábanas dulces tornándose ásperas...
Sentí no ser más que un argumento
en una novela de ciencia ficción,
el nudo central sin trama real.
Me escucho sisear por no desvelar
las hojas de dentro, sabiendo
la inutilidad, lo absurdo de hacerlo.
Pienso en cada cual muriendo
de a poco en su propio enredo
en el desarrollo de su propia
 urdimbre hacia el gran final,
donde el desenlace es no morir
así de a poquito, sino por completo,
que no quepa ni un suceso más.
Tal vez un epílogo despejando
dudas en la eternidad.

Mujer de papel, de Quino Zoncu

30 comentarios:

  1. cada día la muerte nos acompaña y nos vela el sueño
    ella es la única certeza en esta vida

    existencial poema Marinel, y es que ficcionamos todo el rato ante la realidad

    abrazos y buena semana

    ResponderEliminar
  2. Siento eso cada noche.
    Luego, vuelvo a resucitar cuando empieza a aclarar el alba.



    Morimos de a poco, al menos nos da la chance de seguir pergeñando versos.



    Más de un beso- muchos más.



    SIL

    ResponderEliminar
  3. Tú epílogo tardará en llegar, sólo cuando la vida lo tenga dispuesto.
    Sí, morimos cada día un fisquito porque pasamos al siguiente en que saldrá el sol y la jornada será azul.
    Besos gigantes

    ResponderEliminar
  4. Todos vamos muriendo cada segundo que pasa.

    ResponderEliminar
  5. Tus letras son siempre una delicia Marinel, y tú describes con belleza todo lo que quieres decir, así que...
    conmigo no te vale la humildad.
    En esa mezcolanza que dices, está el quid, de la entrada y mi dolor, si lees este verso tuyo, tal vez lo entiendas mejor.
    "escucho sisear por no desvelar
    las hojas de dentro, sabiendo
    la inutilidad, lo absurdo de hacerlo".

    Creo que si, que ha habido, al menos asociación de ideas.

    Un abrazo enorme para ti, que hoy tal vez yo lo necesite más que nunca.

    ResponderEliminar
  6. Te leo y lo que realmente me apetece decirte es que:
    Deseo es que esa forma de sentir cambie pronto y en lugar de "Hoy morí un poco" cambie a: "Hoy viví un poco más"

    Sabes que siempre es un placer...

    Besos, Marinel

    ResponderEliminar
  7. Algunas veces sentimos esa llamada pero la hacemos esperar, pensamos que aún nos quedan cosas por hacer, por sentir, por vivir, que espere la parca.

    Besos,

    ResponderEliminar
  8. Vivimos, morimos, renacemos y todo nos envuelve en esta ficción que es ser y estar en lo misterioso, lo incognito, lo bello, esa belleza de entrelazar palabras para crear poemas como este de hoy, Marinel. Un placer vivir para leerte. Besos.

    ResponderEliminar
  9. El hombre como la mujer real muere desde que nace, una verdad de perogrullo, los de ficción son eternos. Ser eterno tiene que ser muy duro.

    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Marinel,comparto tu poema y lo hago mío...Cada día muero y soy consciente de ello hasta que la luz toca de nuevo el cristal de la ventana y empieza la vida...Tus letras son profundas, inteligentes y sabias.Me encanta cómo eres consciente de esos instantes,que se difuminan y nosotros con ellos...Pero, ahí estás creando y recreando la vida, amiga.
    Mi felicitación y mi abrazo inmenso por tu amor a las letras y tu cercanía.
    Feliz semana.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  11. Y es que la vida pesa, y es que nacen las sombras, y es que el dolor atenaza y es que son largas las horas y es que intentamos en cada poesía desatar el alma, para seguir viviendo y vencer lentamente a la muerte que ronda y no seguir muriendo.

    Ayns, Marinel, por Diosssssssssss, me tiembla todo por dentro y nada más tengo que decirte.

    ResponderEliminar
  12. Morir un poco y crecer un poco mas, porque cada día morimos pero cada día crecemos. Un abrazo genia

    ResponderEliminar
  13. La progresión de la vida lleva es si un poco de vida y otro poco de muerte, a nosotros nos toca nada entre dos aguas.

    Besos

    ResponderEliminar
  14. En tus palabras no hay enredos, Marinel, sino lírica meridianamente clara y sugerente.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Todos morimos un poco cada día cada instante solo que no lo notamos, siempre solo aveces como tu lo has escrito querida amiga pero espero sea solo un momento preciosas letras.

    Besitos de colores que tengas una hermosa semana preciosa.

    ResponderEliminar
  16. Un epílogo despejando dudas de una obra de teatro donde no se sabe más hallá del final poco del argumento, que que ni tú ni yo hemos escrito , aún así y pese a la belleza y a la nostalgia y duda de tus versos, tenemos la libertad de improvisar vida y sonrisas en el libreto.
    besos.

    ResponderEliminar
  17. Pues hay que pensar en vivir, porque lo contrario, como ya es seguro, vamos a disfrutar cada momento como podamos, digo yo.

    Besos hermosa.

    ResponderEliminar
  18. Mientras siga leyéndote, tendré la certeza de que ni tu ni yo hemos muerto ( lo más mínimo)
    un bsazo

    ResponderEliminar
  19. Desde que nacemos a esta vida, sabemos que todos los días nos acercamos al término del camino. Demasiado corta es, sin embargo, a veces lo olvidamos.
    Buen inicio de semana querida Marinel, abrazos todos.

    ResponderEliminar
  20. Todos los dias morimos un poco, mueren cientos de celulas, pero la muerte, la final llegara alguna vez
    Un poema intenso Marinel, muy intenso
    Abrazos

    ResponderEliminar
  21. Cada día que nace son horas disminuidas en nuestra vida, la consciencia de saberlo nos da la oportunidad de vivir cada día con intensidad.

    Precioso texto.

    Saludos cariñosos.

    ResponderEliminar
  22. Cada día morimos un poquito más.

    Mejor no pensarlo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  23. Esperemos a escribir el epílogo antes de terminar por completo la última página de nuestra novela...
    Un beso, mi Uka.

    ResponderEliminar
  24. Morimos todos cada día un poco, olvidándonos muchas veces de vivir...
    Besos Marinel

    ResponderEliminar
  25. Marinel, llego a tu casa desde varios blogs amigos y, si me lo permites, me quedo en ella.
    Me ha encantado lo poquito que he vito hasta ahora y voy a recorrer tus estancias para familiarizarme con ellas.
    Un saludo desde Pueblo poeta.
    http://pueblopoeta.blogspot.com

    ResponderEliminar
  26. Marinel, día a día la poesía abraza tu corazón.
    Estrujarlo es un sino que aprovecha la poderosa y fértil creatividad del poeta y ofrece su creación, como tú querida amiga.

    ResponderEliminar
  27. muchas gracias por tus huellas
    ten una jornada preciosa
    besitos y buenas vibras

    ResponderEliminar
  28. Allí, al final de camino, nos encontraremos todos...
    Bonitos versos para engrandecer este mágico momento.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  29. Me encanta este poema Marinel, que no se me pongan celosos otros poemas tuyos, pero este es para mí de los mejores que te he leído.

    Por el tema (o temas) que tocas, por el ritmo, por cómo lo dices... en fin, por todo. Mis felicitaciones :)

    Besos muchos y gracias por tus versos muchos, sabios y hermosos.

    ResponderEliminar

Has llegado a mi isla.Bienvenido/a. Ahora eres parte de ella...relájate. Estás en tu casa, en tu isla...

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"
















Archivo del blog