Se hicieron las palabras gelatinosas, acuáticas, navegantes entre mareas de sol abrasador. Pequeñas medusas azules deslizándose en la vastedad marítima del alma...
Marinel.

martes, 14 de octubre de 2014

Al abrigo...

No quiso dejar a la deriva todos los afectos.
Sufría imaginando su sentir rodeado de zozobras
lejos de una orilla donde tomar aliento.
Tomó tiernamente el frágil sentimiento, 
el que con más ahínco dañan los vaivenes,
el que jamás sale indemne del asalto de las olas...
Lo puso a buen recaudo en el festón de arena
del mar de sus entrañas donde un suspiro azul
custodiaría su hálito extenuado.




39 comentarios:

  1. Muy bonito, pero digo yo: ¿este mensaje iba dentro de la botella?....

    Besos Marinel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rafa, justo ahí dentro, sí.
      Jajajaja
      Besos.

      Eliminar
  2. Viajando por los inmensos marinelos

    ResponderEliminar
  3. Como me gusta venir a leer a tu casa. Es precioso. Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ester, a mí me gusta que vengas, así que gracias.
      Abrazos.

      Eliminar
  4. La fragilidad del amor , es custodiada siempre por "algo tan delicado" como muestras entrañas. Bello.
    Un abrazo Marinel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leticia, es el mejor lugar para su delicada naturaleza.
      Gracias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Me tienes que dar lecciones de como meter el corazón en una botella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tracy, es muy sencillo...tienes que reducirlo al máximo...

      Eliminar
  6. Proteger el corazon contra los vaivenes que las emociones nos provocan, es ilicito pero cuesta mucho.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ilesin, mucho, es cierto. No creo que jamás esté a salvo del todo.
      Besos.

      Eliminar
  7. Por muchas corazas que extendamos a su alrededor es frágil como somos nosotros.

    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saudades, somos frágiles hasta el punto de negar esa debilidad a pesar de los embates...
      Besos.

      Eliminar
  8. La imagen lo dice todo, pero tus palabras lo embellecen...

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luis Antonio, lo cierto es que con la imagen hubiese bastado; pero gracias.
      :)
      Besos.

      Eliminar
  9. Por más que queramos proteger los sentimientos
    son tan frágiles que son dañados facilmente.
    Precioso poema.

    Un abrazo muy grande Marinel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marisa, así es de manera constante.
      Sin embargo, también suelen envalentonarse para salir a flote.
      Gracias.
      Un abrazo inmenso.

      Eliminar
  10. Un placer enorme cada vez que paso por tu casa, Marinel, me encanta venir, porque siempre es una nueva sorpresa.

    Hoy particularmente, he tenido que leerlo dos veces. He sentido con cada una de tus palabras un sentimiento dentro de mí que ha removido algo y ha sido como si las pronunciara yo... mismamente.

    Apretaos, Marinel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yeste, me alegra que hayas conectado con mi escrito. En realidad no creo que nadie escape al sufrimiento de sentir que nuestro corazón es dañado, pero está bien que podamos contarlo.
      Apretaísimos, Yeste.

      Eliminar
  11. Una vez más disparas en varias direcciones que al final convergen en puntos esenciales del ser humano. Me encantó el paraguas repleto de flores. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Víctor, son mis neuronas que se dispersan...
      Es bonito, ¿verdad?
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Cuando quiero proteger mis sentimientos, siempre los guardo en el cofre de mi corazón, es la única manera de conservarlos para que nadie se atreva a herirlos si no sabe interpretarlos.
    Ese paraguas lleno de flores, con que me has recibido hoy, es una muestra de tu buen gusto y sensibilidad. Me ha encantado.
    Abrazos y cariños.
    Kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Kasioles, es un enorrrrrrme arcón el corazón, pero como tal...también se desborda...
      Es un precioso paraguas otoño-pasional, ¿no te parece?
      :)
      Abrazo inmenso.

      Eliminar
  13. Tomó tiernamente el frágil sentimiento,
    el que con más ahínco dañan los vaivenes,
    el que jamás sale indemne del asalto de las olas...

    Aynsssssss, Marinel, Marinel...

    Abrazos grandes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mayra, aynnnnnssssss, cómo soy,¿verdad?
      No tengo remedio, lo siento.
      ;)
      Abrazo enorme.

      Eliminar
  14. Como abrigar el alma....

    Buen día!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luna, así, arrebujadita contra la intemperie...
      Buen día.

      Eliminar
  15. Lo puso a buen recaudo en el festón de arena...
    Precioso Marinel, llevaba mucho tiempo sin visitarte, ando escasa de tiempo espero me disculpes.
    Un placer visitarte, besos.
    Pilar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pilar, no tengo nada que disculparte, creo que todos andamos escasos de tiempo, así que cada visita, sea cuando sea, es de agradecer.
      El placer es mío.
      Besos.

      Eliminar
  16. Qué lindo¡¡ enhorabuena¡
    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Marinel, hay sentimientos, que se hacen fuertes y aguantan todas las mareas y tormentas...Pero, hay otros, que como bien dices debemos protegerlos, porque son la esencia de esa niña interior que llevamos dentro y deben seguir intactos para mantener la ilusión, la imaginación y la esperanza en la vida...Mi felicitación y mi abrazo siempre, Marinel.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mª Jesús, todos los sentimientos son delicados, hasta los aparentemente fuertes, por eso hay que saber protegerlos de muchos vaivenes dañinos, aunque a otros hay que lanzarlos, eso también.
      :)
      Gracias.
      Un abrazo fuerte.

      Eliminar
  18. Qué difícil es cuidar esas delicadezas... siempre en un contínuo equilibrio, protegiéndolas, sacándolas a pasear, porque necesitan que les dé el aire...

    Tu poema es como uno de esos instantes de playa solitaria, cuando las olas del mar se alían con nuestro silencio.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ximo, mucho, cierto. sinceramente, lo del equilibrio es muchas veces una utopía o eso creo yo que soy como el mar en permanente oleaje.
      :)
      Qué instantes tan bonitos esos de pasearse orillas.
      Un beso.

      Eliminar
  19. Que bonito poema amiga que sería de los seres humanos si no lleváramos ese niño dentro, que es el que los hace soñar y volar sobre las tormentas.

    Besitos amiga muchas gracias por tu agradable visita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gladys, no hay que perder del todo la infancia, ese pequeño tesoro que nos da chispas de alegría,¿verdad?
      Besos y gracias a ti.

      Eliminar
  20. Dejemos a buen recaudo lo esencial, que las olas nos llevarán hacia ese mar de calma y/o tempestades. Sí.
    Precioso, Marinel.

    Y besos.

    ResponderEliminar

Has llegado a mi isla.Bienvenido/a. Ahora eres parte de ella...relájate. Estás en tu casa, en tu isla...

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"
















Archivo del blog