Llegó el aroma desde lo más profundo, un hálito suave envolviéndolo todo. El mullido sofá, la lámpara tenue iluminando el libro, el libro. Se impregnó la estancia de perfume a violetas y ellas, hechizantes, miraban coquetas desde su estancia, el subyugar de su íntima belleza...
Marinel.

domingo, 12 de octubre de 2014

Jamás entenderé...

Que se eleve la calma
en busca de la tormenta.



55 comentarios:

  1. clave para las precipitaciones

    algunas dañinas, otras placenteras

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Noel, pues sí, hay calmas convertidas en tormenta para todos los gustos.

      Eliminar
  2. Hola Marinel, pues es lo que suele suceder muchas veces, no sabemos estarnos quietos cuando estamos bien:)

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Piruja, siempre buscando el modo de atormentar las calmas.
      :)
      Besos.

      Eliminar
  3. Si no conociéramos la furia de la tormenta ¿cómo seríamos capaces de valorar y disfrutar de la placentera calma?
    ¡Feliz domingo!
    Cariños en el corazón.
    Kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Kasioles, tienes toda la razón, pero toda, toda.
      Feliz lunes, hermosa.
      Besos muchos.

      Eliminar
  4. Pues yo lo que no entiendo esque no se eleve, claro está que me refiero a otro asunto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tracy, en ese asunto yo tampoco lo entiendo. Hablo de no entender a aquellos que tienden a atormentarlo todo...

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Saudades, la eterna dualidad...
      Pues sí, supongo que es así.
      Besos.

      Eliminar
  6. Pero has de saber que de la calma a la tempestad solo hay una franja de tiempo. El espacio entre ellas no existe.

    Un beso,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miguel, algo así como el paso del amor al odio, ¿no?
      Tan verdad en un caso como en el otro.
      Un beso.

      Eliminar
  7. A menudo llega sin que la quieras, ni te guste, ni la hayas buscado, ni pedido, ni la entiendas...

    Besos, princesa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eva, sí...hay tormentas inesperadas, sorprendentes, totalmente incomprensibles...
      Besos, hermosa.

      Eliminar
  8. Ay Marinel, si ya hay bastantes tormentas de furor en este mundo provocando muerte y dolor... Creo que si paz es un camelo y por terror estamos muy quietecitos, entonces si, que venga la tormenta, el vendaval para lograr esa paz anhelada.

    Un beso y feliz domingo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ángeles, hay tormentas por doquier, algunas desde mi punto de vista, totalmente necesarias. Algunas que necesitarían ser y otras muchas, totalmente innecesarias.
      La calma de la paz es maravillosa, pero para conseguirla, a veces hay que buscar la tormenta.
      No logro entender por qué es así...sin embargo sé que lo es.
      Un beso y feliz día.

      Eliminar
  9. En la vida de los . todo es dualidad, ¡Tal vez sin tormentas no sabríamos valorar la calma!
    Besos
    André

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Andrés, es cierto, todo tiene dos caras y la una sin la otra no pueden ser.
      Besos.

      Eliminar
  10. Un reto el que propones. Es un torbellino en el que nos hemos involucrado muchos. Lo conocemos, sus resultados, nos viste la piel. Me gustan ambos muchísimoooo, no concibo vivir sin ellos.
    Feliz domingo Marinel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leticia, es tormentoso vivir sabiendo que para las calmas tiene que haber tormentas de manera irrefutable...es eso lo que me supera, porque adoro la tranquilidad.
      Feliz día.

      Eliminar
  11. Siempre hay vientos que la acercan.
    Besoss Marinel, hoy desde
    http://norma2-siempreesprimavera-norma2.blogspot.com.ar/2014/10/museo-de-la-marihuana-en-barcelona.html
    http://siempreseraprimavera.blogspot.com.ar/2014/10/magdalenas-muffins-cupcakes.html

    ResponderEliminar
  12. Dice Herzen "Solo la naturaleza hace grandes obras sin ejercer recompensa alguna.
    Difícil de entender, ¡bien lo dices!. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mabel, todo tipo de naturalezas, hasta la humana hace grandes obras, pero ésta además hace grandes despropósitos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Los hay que somos muy irascibles. Ya ves, Marinel, con frecuencia es el combustible quien busca a la cerilla.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Francisco, no te imagino irascible, la verdad, pero sí, lo cierto es que sí, que hay combustibles empeñados en ir tras la cerilla que los prenda...
      Un beso.

      Eliminar
  14. La calma a veces es necesaria, pero la tormenta nos enseña a ver quienes somos en los momentos duros de la vida.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ilesín, también es verdad. Sin embargo, esas tormentas que sacan de dentro lo impensable, no siempre es para bien...
      Besos.

      Eliminar
  15. Yo ando buscando la tormenta, ya hastiada de tanta calma.
    Entre la calma y la rutina, hay ni un tris.

    Te adoro.



    SIL

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sil, todo nos agota, hasta la paz, si es homogénea, llega a hastiar tanto que ansiamos alguna tormenta que la bambolee...
      Yo también te adoro, amiga querida.

      Eliminar
  16. Entre las tormentas...siempre habrá un hueco de esperanza (al menos, quiero pensarlo)
    Abrazos de mar y mil gracias Marinel por visitar siempre mi espacio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ángeles, eso espero y deseo yo, que las tormentas tengan un huequecito para calmas vitales.
      Gracias a ti por venir a mi isla.
      Abrazos.

      Eliminar
  17. La condición humana... ¡sencillamente!

    Cómo cada quién viva ambos aspectos será cosa suya... Y construirá su mundo!

    Un gran abrazo amiga..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ernesto, sí, la condición humana ¡ni más ni menos!
      Yo soy pacífica por naturaleza aunque reconozco que me viene alguna que otra tormenta capaz de agitar toda calma que me albergue.
      Un gran abrazo.

      Eliminar
  18. Son tiempos difíciles, no hay que pedir mucho porque todo puede llegar pero no bueno que es lo que nos hace falta. Soñemos sin que nos importe el tiempo, solo esperando de nuevo el sol. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lola, sí, soñemos sin pararnos a tratar de entender lo que aparentemente no tiene explicación.
      :)
      Un abrazo.

      Eliminar
  19. cada cual tiene se contrario, la luz la sombra, la guerra y la paz, la calma y la tormenta
    -breve e ingenioso-
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Omar, cierto, nos movemos todos entre dos aguas.
      Gracias.
      Saludos.

      Eliminar
  20. La naturaleza va alternando ambas cosas...La calma y la tormenta nos prueban y nos hacen fuertes, ambas son necesarias, siempre ha sido así...Y nosotros también estaremos en lucha entre la mente y el corazón, entre la idea y el sentimiento...Mi abrazo inmenso y mi gratitud por compartir.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mª Jesús, todo se complementa, todo tiene otro lado imprescindible, todos somos calma y tormenta aunque no sepamos utilizarlas debidamente muchas veces.
      Mi abrazo para ti.

      Eliminar
  21. Un poco de vidilla viene bien para no aburrirse. Sirve de experiencia.

    Besos hermosa, buena semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ion, claro, vidilla sí, algunos tipos de tormentas; también.
      Sin embargo hay gente tormenta siempre que me agobia un montón!
      :)
      Besos y buena semana.

      Eliminar
  22. Muy hermoso pensamiento, Marinel.

    La vida y sus misterios. El misterio y sus vidas... :)

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ximo, la vida y sus misterios entre los que nos encontramos.
      :)
      Besos.

      Eliminar
  23. Coño que cortito y que bueno.

    Besos. Marinel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rafa, pues muchas gracias, jajaja
      Besos.

      Eliminar
  24. …Siempre después de la tormenta llega la calma y nos hace ver que van unidas para saber reaccionar en las dos vertientes.

    Un beso Marinel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sneyder, y viceversa...
      Son dos caras de la misma moneda.
      Un beso.

      Eliminar
  25. Causa y efecto...

    Saludos, Marinel. Buen día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Luna, así es, pero toda causa y efecto puede reconvertirse o amoldarse, quiero pensar.
      Saludos.

      Eliminar
  26. Yo tampoco...

    Besitos, Marinel y linda semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mayra, ya somos dos.
      Besos y feliz semana para ti.

      Eliminar
  27. Vivimos en una dualidad permanente
    que se va alternando.Después de la calma
    la tormenta.

    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marisa, y así sucesivamente...
      A veces, muchas, no entiendo determinadas tormentas, la verdad.
      Muchos besos-

      Eliminar
  28. Muy buena. Gracias por tus comentarios. Tú también puedes decir mucho en pocas palabras. Te animo a seguir con ello
    Bruno Tramonto
    porsilaslluvias.blogspot.com

    ResponderEliminar

Has llegado a mi isla.Bienvenido/a. Ahora eres parte de ella...relájate. Estás en tu casa, en tu isla...

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"
















Archivo del blog