Se hicieron las palabras gelatinosas, acuáticas, navegantes entre mareas de sol abrasador. Pequeñas medusas azules deslizándose en la vastedad marítima del alma...
Marinel.

viernes, 31 de octubre de 2014

Albura.


Oh claridad. Mi claridad. Eres dama caminando lívida y
 expuesta a los colores que pugnan por teñir la albura de tu piel.
 Refugio poroso donde un pájaro dormita en ti cual si fueras una nube licuada. 
Tus lívidos caminos rodean en círculo al duende de risa sonajero. 
Oh claridad. Mi claridad. Bajo la vaina de los huesos,
asiéndolos con firmeza, habitan ruborizadas raíces acaloradas
por un sol que  huyó de otro cielo que no fueras tú.





42 comentarios:

  1. Ciertamente dominas la palabra, el sentido. También el sinsentido jajaajajjajaja... aparente. Lo insondable y la absurda sencillez...

    Y sí, nos llevas. Y en ocasiones por vericuetos lingüísticos de vértigo... donde al final hay, si acaso, una o varias saludables manzanas...

    ¡¡Me chiflan!!... También tú!

    Un gran abrazo amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ernesto, sobre todo el sinsentido, ja,ja,ja
      Y sí, me gusta llevaros hasta incluso lo incomprensibles que son mis textos a veces, algo así como manzanas mordisqueadas sin acabar, ja,ja,ja
      Gracias!!!
      Un fuerte abrazo, amigo Ernesto.

      Eliminar
  2. Esos soles fugitivos no merecen más recuerdo que las pesadillas al despertar.
    El poema está lleno de sutileza.
    Besos mientras las calabazas y brujas merodean por ahí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nómada, en realidad me refería al sol que calienta mis venas y que por suerte decidió quedarse bajo la blancura de mi piel...aunque entiendo perfectamente que no se entienda, ja,ja,ja
      Besos ya sin calabazas ni brujas.

      Eliminar
  3. Nunca debió de huir ese cielo.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amapola, ese cielo en realidad quedó alojado bajo la vaina de mis huesos.
      :)
      Besos.

      Eliminar
  4. Si la claridad se va, seguro que lo hace para volver con transparencias renovadas; habrá que esperarla. Un fuerte abrazo y feliz fin de semana Marinel.
    @Pepe_Lasala

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pepe, no creo que esta claridad con la que resido se vaya, lleva ya muchos años envolviéndome...
      Un fuerte abrazo y feliz semana.

      Eliminar
  5. albura, claridad, alma blanca y versos nítidos. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ester, sé bien que muy nítidos no son estos intentos de versos, pero es lo que me salió sobre la piel que me envuelve el corazón y la sangre.
      :)
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Marinel, la alusión al cuerpo debajo de la piel , me parece interesante. Al menos eso me ha sugerido, dentro de las ideas que fluyen en este texto. Un placer leerte como siempre , que pases un fin de semana con la familia, muy unidos como siempre. Un abrazo bonita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leticia, es una manera algo embrollada de hablar sobre ese interior que habita bajo la blancura de mi piel y entiendo perfectamente que no se comprenda esta entrada, ja,ja,ja
      Soy bastante extravagante a veces, qué le voy a hacer...
      Gracias, espero que también lo pases genial con los tuyos este fin de semana y siempre.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Precioso poema lleno de luz.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pluma, la luz es tan sólo la palidez de mi piel arrebujando mi interior.
      Saludos.

      Eliminar
  8. Como el marino que renuncia al puerto, y el buque errante que renuncia al faro, te llenas de tantas cosas vanas, pero que hermoso es regresar al hilo a lo que de verdad te importa que es amar y dar sin esperar nada...huir a ese cielo que es él.
    Dominando como siempre la metáfora Marinel.

    Besos preciosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lore, has hecho un comentario tan bonito, que si añado algo de mí, de seguro lo estropearé.
      Mejor lo dejo así, Lore, y gracias, guapa.

      Eliminar
  9. Debajo de la carne: el ser interno, el ardor, la pasión. Debajo de lo aparente, somos: los verdaderos, las almas puras libres del óxido de la piel.
    Un abrazo Marinel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Taty, así es...seamos como seamos, bajo la piel todos somos iguales, nuestro interior es nuestra morada.
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Aprovechemos la albura que ya mismo llegará la negrura.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tracy, no creo que la albura de mi exterior ennegrezca y espero que el interior tampoco, aunque mal humor si se me pone mucho últimamente y eso es negro, negro...

      Eliminar
  11. En ese viaje hacia la albura del cuerpo y el alma, tus delicadas y bellas palabras hacen que todo sean más hermoso de recorrer.
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ilesin, gracias, me alegra que hayas entendido mi viaje.
      Besos.

      Eliminar
  12. Bueno la pasión llega cuando el corazón ama, y hay veces que nuestro cuerpo pide su parte intensa de vida, sentir así, es quitar el freno al sentimiento dejándole libre y sin frenos… que siempre nos acompañe esa pasión irrefrenable. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lola, pasión por vivir, por sentir a través de los poros impolutos de mi exterior todo lo que mi interior sea capaz de abarcar...
      Un beso.

      Eliminar
  13. La claridad se resiste al rubor, inútilmente.

    Saludos, Marinel.

    ResponderEliminar
  14. Qué bien escribís, Marinel, es un gusto leerte, aunque tus versos puedan parecer algo herméticos (en todo caso para mí, que no soy poeta), es agradable sumergirse en las palabras que encadenás con tanto arte.
    Un gran besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mirella, ¡que va!
      Sólo escribo por inercia, porque me gusta y muchas veces cometo fallos garrafales, si a esto le añadimos que también a veces, se me enredan las ideas en la mente y salen atropelladas, pues...
      De todas formas, muchas gracias.
      Un besazo.

      Eliminar
  15. TIENES UNOS SENTIMIENTOS HERMOSOSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSSS

    ResponderEliminar
  16. Bajo la albura de la piel, huesos y la maraña de nervaduras que nos hacen sentir aunque nos duela o ni sintamos ya...

    Besos, princesa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eva, ahí...ahí nos duele...a veces parece que ya ni sintamos.
      Besos, hermosa.

      Eliminar
  17. Dejar que el alma fluya, que hable, que sienta, es una excelente terapia para no caer en el enfado o el cabreo más absoluto con toda la razón de mundo, pero que al final, no merece la pena, que nadie nos ponga de los nervios y nos saque de nuestro estado placentero.

    Buena semana hermosa, quedan manzanas?

    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ion, no soy de cabrearme fácilmente, prefiero sumergirme en mí misma y respirar antes de abocarme a un enfado que siempre suele traer malas consecuencias.
      Aunque soy humana y debajo de esta piel blanca, tengo un río rojo que a veces se altera, sí.
      Buena semana, guapa.
      Todas las manzanas que quieras.
      :)
      Besotes.

      Eliminar
  18. Marinel, esa claridad nos llega a todos en tus letras y nos conmueve, amiga...El alma busca siempre la nitidez, la inmensidad y la creatividad...Mi felicitación y mi abrazo grande, amiga.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mª Jesús, si la blancura de mi piel se refleja en mi alma, la verdad es que tiene que estar impoluta o al menos así lo deseo y espero.
      :)
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  19. La palabra "albura" ya es por sí sola casi un poema.
    Que esa claridad deslumbrante siga siempre a tu lado iluminando,como ahora, tus palabras...

    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joaquín, es una bonita palabra, un sinónimo poco utilizado que a mí me gusta mucho.
      Al guna albura no será fácil que se me vaya, que es la de la piel, la de dentro...no sé...espero que no.
      Abrazo.

      Eliminar
  20. Maravillosa autoestima que te hace caminar por senderos de luz... Muy positivo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Julie, no es autoestima es la ratificación de un hecho:
      Soy más blanca que la leche, ja,ja,ja
      Sin embargo, dentro me ríe el corazón, corre la sangre roja por mis venas...
      Positivismo quise atrapar.
      :)
      Besos.

      Eliminar
  21. Hermosa claridad la que te atreves a compartir, Marinel :)

    Y es que la mejor claridad de todas es esa... la que nos ruboriza hasta los tuétanos.

    Un abrazo a plena luz :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ximo, la verdad es que sí que es un atrevimiento, una osadía difícil de entender, creo, pero que me dio por ahí al mirarme y verme casi traslúcida, jajaja
      Un abrazo de luz para ti.

      Eliminar

Has llegado a mi isla.Bienvenido/a. Ahora eres parte de ella...relájate. Estás en tu casa, en tu isla...

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"
















Archivo del blog