Se hicieron las palabras gelatinosas, acuáticas, navegantes entre mareas de sol abrasador. Pequeñas medusas azules deslizándose en la vastedad marítima del alma...
Marinel.

lunes, 20 de mayo de 2013

Predestinadas.

En el mar de las palabras,
algunas viajan solas.
Son carne de naufragio.

Imagen tomada de Google.


41 comentarios:

  1. Absolutamente cierto. Pero es muy bello naufragar en el mar de las palabras solitarias que salen del corazón: en ese no te perdés, sino que te encontrás...

    Un beso grande y buen comienzo de semana, mi poetisa!

    Fer

    ResponderEliminar
  2. Nadie las escucha. Nadie las salva...

    Besos

    ResponderEliminar
  3. No me digas esto MARINEL xD!! si me naufragan más, no me va a quedar mar para tanta palabra náufraga como tengo:))

    Es preciosa la foto, meeencantan los barquitos de papel


    Muaaakkkss bonita.



    Menos mal que siempre me quedareis París, tú y Fer para agarrarme:))

    ResponderEliminar
  4. Palabras mecidas por el mar de esta vida...
    En el algún sitio, (no recuerdo en este momento donde.), leí esta cita que me encanta.
    "Soy el amo de mi destino, soy el capitán de mi alma"
    William Ernest Henley

    Abrazos de azul mar :)

    ResponderEliminar
  5. Si no llegan a su destino, es porque ya nacieron muertas.

    Feliz día
    Besos

    ResponderEliminar
  6. en el mar de las palabras solitarias hay ecos dejando estelas
    y si naufragan.. rescatémoslas para que no queden en la profundidad de los silencios como perlas condena-
    das a no ser escuchadas..
    El hombre es guardián de nuestro lenguaje para comunicarnos !!!!! los comentarios de los colegas me ayudan para poner
    una interpretación....que no duela
    a ninguna sensibilidad... Un abrazo Marinel de Begoña

    ResponderEliminar
  7. Seguro que algún náufrago necesitado las encontrará...
    Un beso enorme,Marinel.

    ResponderEliminar
  8. Así es mi querida amiga pero tus palabras nunca viajan solas siempre tienen mucha compañía, preciosas imagen.

    Un abrazo muy grande que tengas una hermosa semana, amiga mía.

    ResponderEliminar
  9. Carne de Naufragio que se las lleva la corriente y alguien las salvará y captará.
    Precioso.
    Abrazos y besos.

    ResponderEliminar
  10. ¡Pero ni en naufragio se pierden las voces!

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. esas palabras a veces las olas nos las devuelven, en otro idioma, en otro país. Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Viajeras, llegan a puerto al fin , como tu breve prosa. Buen comienzo de semana estimada Marinel.

    ResponderEliminar
  13. Supervivientes.




    Me encantó.


    Mil besos.


    SIL

    ResponderEliminar
  14. Hay palabras tan vacías y hueras que lo mejor es que se hunda en pleno mar.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. ¡Madre mía, cuánta intencionalidad en el fermento de tan pocas palabaras!

    No todos los naufragios acaban en tragedia, espero que estas palabras se salven todas.

    Besos

    ResponderEliminar
  16. ¡Qué otra cosa, si no es naufragio, el mar de mares proceloso éste!

    Ni más ni menos, lo justo que has dicho, Marinel.

    Besos

    ResponderEliminar
  17. Te dije que... y allí marcharon a la deriva, aquellas que alguna vez dijimos.Así es, muchas de nuestras palabras se disuelven sin ser escuchadas.
    Besoss Marinel

    ResponderEliminar
  18. Pueden ser una palabra muy sencilla: "amor", que se expande por los mares y la tierra.

    Besos,

    ResponderEliminar
  19. Hola Marinel, en el mar de las letras algunas naufragaran, pero por suerte para nosotros las tuyas no y las podemos leer:)

    Besos.

    ResponderEliminar
  20. Puede que la intención de tus tres versos sea otra pero a mí me gustaría que las palabras que viajan solas fueran las palabras que se dicen por decir o las que se utilizan para salir de los apuros o las manidas de tanto usarlas sin sentido o las que sirven de comodín para parecer que decimos algo...en fin,son tantas las palabras que viajan solas.Ojalá un día desaparezcan en un naufragio y solo queden las palabras amables,las precisas y las solidarias...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Las palabras nunca naufragan, ni cuando se hallan encerradas en el interior de una botella, siempre llegan a la playa de alguien que las recoge y las guarda en su corazón, por que todas llevan un mensaje para alguien que necesita escucharlas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  22. Son las más tristes de todas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  23. ¡Precioso! algunas ya nacen predestinadas al más absoluto silencio.
    Besos

    ResponderEliminar
  24. Las palabras que naufragan viven encalladas en un submundo de sal y nostalgia. Un abrazo, Marinel.
    Qué bello!!

    ResponderEliminar
  25. Las palabras arrojadas al mar claman auxilio (si van en una botella)
    bssoss

    ResponderEliminar
  26. Es cierto, algunas palabras son carne de naufragio, aunque nunca se sabe si en otro espacio y en otro tiempo ... renacen.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  27. Es verdad que aveces es mejor no pronunciarse; pero modestamente creo: que las palabras aunque naufragen son muy necesarias...!

    Me ha encantado: sobre todo que en tan poco tramo la profundidad que tienen.

    Un abrazo Marinel feliz día.

    ResponderEliminar
  28. Marinel,pienso que las palabras,que son valientes y auténticas y viajan solas,posiblemente no lleguen a su destino,pero hay otras recogiendo el testigo para seguir adelante...
    Mi gratitud por compartir tu creatividad,siempre mágica y sorprendente.
    Mi abrazo inmenso y feliz semana,poeta.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  29. Lo breve si bueno dos veces bueno, y es cierto.

    Las palabras a la deriva, naufragan en el mar de la soledad, o atraídas por los míticos cantos de sirenas, se hunden en el fondo del mar.

    Besos con alas de luz.

    ResponderEliminar
  30. Luego de los naufragios siempre quedan huellas de un corazón que quiso o se propuso darlo todo.
    Besos Poeta!!!

    ResponderEliminar
  31. Pero siempre acariciadas por las olas, algún paseante les cambiará el rumbo.

    Besos, Marinel.

    ResponderEliminar
  32. Que la palabra naufrague tal vez fuera su destino, menos mal que los poetas las salvan en cada verso, como estos tuyos.
    Un beso

    ResponderEliminar
  33. Hermosas palabras que nos recuerdan cuan frágil son las barcas de la soledad si no tienen alguna luz de referencia...

    "Amar…, sin tregua ¡por Dios!
    que con velas encendidas,
    marcaré del mar su orilla
    para esperar a mi amor…"

    Bello lugar. Saludos.

    ResponderEliminar
  34. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  35. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  36. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  37. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  38. Lamento que mi torpeza haya provocado cinco comentarios repetidos o iguales, de ahí que haya eliminado cuatro.
    Mis disculpas.

    ResponderEliminar

Has llegado a mi isla.Bienvenido/a. Ahora eres parte de ella...relájate. Estás en tu casa, en tu isla...

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"
















Archivo del blog