Se hicieron las palabras gelatinosas, acuáticas, navegantes entre mareas de sol abrasador. Pequeñas medusas azules deslizándose en la vastedad marítima del alma...
Marinel.

miércoles, 31 de agosto de 2011

Algún día lejano...en once pasos...



1/La herrumbre de mis huesos no traiciona, 
es suave delatora de sucesos que ocurrieron.
No es ave traicionera que de a poco
 te lleve hasta su nido y te devore.
 Es fiel cotilleadora.

2/Ha entrado en el jardín de mi aposento,
 quizá no se fue nunca y yo lo sepa, 
mas es ahora cuando está cuerpo presente,
cual  moribundo exhalando sus últimos suspiros,
sin falta de alimento.



3/Me avisa sin remiendos ni costuras
 del tropel que se avecina.
Heme aquí mirándola vencida, 
sabiéndome presta al desatino de viajar un viaje conocido
 a la vez que sin respuestas.


4/No tuvo a bien el paso de los años,
 echar tan sólo flores a mi paso.
 También hallé arbustos espinosos
 rasgándome la piel con alborozo.



5/Son ellos insensibles, no así  el vestido que me guarda,
o aquel otro invisible que arropa mi interior.
Se hizo vigía de mi barco en duermevelas amorosas, 
 portera de vanos sentimientos, también de los candentes crepitando
 entre mis manos u odiosos pensamientos confrontados,
 alimento al fin de orgullo innecesario.



6/Jamás renegaron ser columnas del andrajo de mi cuerpo,
 ni antes cuando la juventud semejaba eternidad, 
ni luego en decrépito festejo o ahora en marcha fúnebre
 hacia el cortejo con la muerte.




7/Me iré con ellos puestos sabiéndolos perdidos a dormir
 el más allá que se desliza sigiloso entre mis dedos. 
Jugamos la partida del partir sin aspavientos, ellos y yo.
Yo y mis secretos.
Viví desde el nacer para morir. Hoy sé que muero.


8/Vacía no, a eso vendrán luego los sin hueso. 
Ahora marcharé con mis recuerdos.
 Algunos rodeados de vívidas personas que se quedan,
 otras ya partieron a esperar les diese alcance.
 Ya deben sonreír desde sus púlpitos u hogares tan etéreos.


9/Amé, me amaron y si nada me lo impide, amando moriré.
 No a todos tuve y sin embargo amé también algunos  que no fueron
 presente en mi vivir; a alguien en concreto.
Pero ese es mi secreto.

10/Llegado está el momento,
de ver la sangre despedirse.
 Mis huesos me dictan con crujidos
 el camino que seguir, no el de regreso 



33 comentarios:

  1. 11 hermosos pasos filosofando entre los ayeres que se han Ido y los presentes que han quedado
    que los años van pasando y la tersura se escapa de la cara y delas manos
    Cuantas veces en camino conviertes en flores los rastrojos de esa eterna juventud ¡Que luego! va pasando
    y así en el camino morir como tu quieres amando hasta el regreso.

    Poeta , filósofa, romántica bohemia has plasmado la dulce realidad que nos devora en letras sublimes que son dignas del más bello epitafio.
    Es magnífica
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. lo has bordao, Felicitaciones
    el camino de la vida en once pasos


    besitos

    ResponderEliminar
  3. Hola Marinel!!Es muy bello pero triste amiga. Todos seguiremos esos pasos.
    Besossss

    ResponderEliminar
  4. Un camino hermoso de versos por la vida, francamente me encanto porque hoy justamente pensaba en la vida, el pasado, los recuerdos...pero como bien dices es un viaje conocido a la vez sin respuestas...bailemos en ese misterio albergando el presente plenamente, lindo.
    besos,

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué triste poema Marinel!
    Bello, muy bello, pero de tanta tristeza... que hace resentirse el alma.
    En nuestro caminar, no corremos, volamos, no hay tiempo para pensar.
    Mas...un día no lejano, allí estaremos, seremos libres para reflexionar. ¿Será tarde? No lo creo, aún nos queda el más allá.
    Intenté dejar un comentario en tu anterior entrada, no sé que pasó, se borró.
    Quería decirte que siguieras soñando, todo lo tuyo, consciente o inconsciente, es fantástico.
    Abrazos.
    kasioles

    ResponderEliminar
  6. Que te esperen mucho tiempo los sin hueso, que tú eres una flor sin ocaso, un alma que grita desde su fondo de armario, una poesía que vive y goza, una dama de las letras que no espera, camina, que vive el presente sin importarle el despues.

    Marinel, me rindo a la triste belleza que nos has dejado.

    Un beso

    ResponderEliminar
  7. tus once pasos los convirtió tu dulce alma de poeta en el más bello y profundo poema.
    Muchos besinos de esta amiga admiradora.

    ResponderEliminar
  8. El sexto paso me impactò mucho.

    Hermoso y triste, amiga.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Mi querida Marinel: Después de haber leido tu escrito viene bien esa expresión de "quitarse el sombrero". Es un gran, gran, poema.

    Brisas y besos.

    Malena

    ResponderEliminar
  10. Menos mal que el paso 11 deja espacio para la esperanza... Menos mal...

    Un abrazo, Marinel

    ResponderEliminar
  11. Pasado, presente y futuro, soberbio!

    Besos!

    ResponderEliminar
  12. Mi más profunda admiración para ti y tu poema.

    Tus huesos por más que crujan, nunca podrán someter al manantial de vida y belleza que riega y regará siempre tu Alma.

    Besos

    ResponderEliminar
  13. El paso doce, en ese camino que se abre. Con el vestido nuevo, el de los colores de la vida.

    Once bellezas, Marinel. Y cómo llegan!!!!

    Saludos enormes, buenas noches.

    ResponderEliminar
  14. Tu tienes un estilo único, amiga. Fantásticos versos, un trabajo muy elaborado! Te felicito. Su motivación:dura...pero real.

    Abrazos miles.

    ResponderEliminar
  15. Hay una dulce y trágica reminiscencia de Poe en estos versos.
    Son originales en forma, tienen cadencia, están engarzados, como once perlas.

    Un beso inmenso

    SIL

    ResponderEliminar
  16. Ola passei pra conhecer e fiquei encantada com tanta beleza em sua palavras. Um caminho trilhado por belos versos.Voltarei mais vez. seguindo seu blog. Convido a conhecer meu espaço e seguir se gostar. Bjs!

    Smareis

    ResponderEliminar
  17. Querida Marinel...once pasos...once verdades...once bellas estrofas existenciales...once pasos que vamos dando muy a pesar nuestro y once mil veces te felicito por esta profunda reflexión...recibe un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Nunca habrá tristeza en los secretos que nos llevamos..ellos serán los únicos que sobrevivirán tras la última luz..
    Besos desde el sur

    ResponderEliminar
  19. A ese viaje conocido sin respuestas arrastramos el cuerpo, con orgullos innecesarios como dices, y llenos de recuerdos.
    El peso de la vida que de la muerte se alimenta.
    Es una joyita lo que nos dejas hoy.
    Besos, Marinel.

    ResponderEliminar
  20. Y así es, nacimos para llegar a un mismo fin, pero si en ese trayecto que es la vida, uno fue capaz de tocar los sueños, de amar y compartir, de SER, a pesar de las espinas, la estancia habrá valido la pena. Tu tocas cada día con tus letras derramadas el corazón de muchas almas mi querida amiga, así que dejemos que ese día no atisbe el horizonte en muuuuuuuchhhhhhoooooo tiempo.
    Es un gran placer volver a casa.
    Besos del alma princesa!!!
    PD: París es un ensueño y demasiadas cosas se me quedaron en el tintero, así que volver espero volver, y esa vez espero que acompañada, je,je,je (por lo del romanticismo,ja,ja)o no!

    ResponderEliminar
  21. Bellísimo, aquí está todo tu talento en esplendor
    Pero me dejaste muy pensativa, al leer esos pasos que todos recorremos, para llega a esa cita, que no podemos eludir...
    Besitos en el alma
    Scarlet2807

    ResponderEliminar
  22. GRACIAS por tus palabras en mi blog miles de gracias y comentarte que tienes un blog precioso, al que acudiré con mucha frecuencia.
    un beso y muchas gracias

    ResponderEliminar
  23. Marcho de vacaciones y cierro el blog por unos días pero antes te he dejado un regalito.
    ¡Que pases buen final de verano!

    ResponderEliminar
  24. Amiga Marinel, hermosos pasos he venido a seguir en estos renglones. Más allá del cuerpo, más allá de la muerte.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  25. ¡Por Dios que belleza!

    Una despedida en la que muchos nos vemos reflejados. Que buena poeta eres.

    Ale.

    ResponderEliminar
  26. Preciosas palabras para transitar por el mundo de la vida soñolienta.

    Besos.

    ResponderEliminar
  27. El camino de la vida, pero el último paso que tarde, que tarde muchísimo. Precioso, no puedo decirte otra cosa.
    Un beso

    ResponderEliminar
  28. Hermoso y nostalgico transitar en once pasos.
    ¡Me encantó!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  29. Profunda, sentida, triste pero... bellísima forma de expresarlo. Espero que "ese día" sea MUY lejano; mientras, habrá que "aceitar los huesos" para no escuchar su crujir y darle para adelante... Un beso GRANDE!!!!

    ResponderEliminar
  30. Marinel:
    El paso nueve es memorable, digno epitafio que nos destaque en lo que fuimos...Cada paso lo has escrito con maestría, con la sabiduría que nos otorga la existencia. Para escribir lo que acabo de leer, se requiere de poesía y vivencias que sólo la vida nos puede otorgar.

    Agradezco tu apoyo expresado en mi blog, la única forma que tenemos de protegernos, es unirnos para desenmascarar a éste tipo de personas.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  31. Amig@s querid@s, sois estupendos tod@s.
    MUCHAS GRACIAS Y MUCHOS BESOS A CADA UN@ DE VOOTR@S.

    ResponderEliminar
  32. Hola Marinel, muy bello y reflexivo poema. El paso por la vida y el ineludible destino final, del cual no podemos evadirnos. Bello y triste.Pero así es la vida; luces y sombras; gloria e infierno, nobleza y miseria. Allá vamos.

    Te felicito muy sinceramente por recordarnos ese sendero.

    Abrazos.

    ResponderEliminar

Has llegado a mi isla.Bienvenido/a. Ahora eres parte de ella...relájate. Estás en tu casa, en tu isla...

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"
















Archivo del blog