Y si llegáis, pies, al límite del cansancio y el vivir no se aviene a dejar vuestra huella en la orilla los días, no temáis el olvido de vuestro paso. Yo os sabré siempre mi soporte, mi pasaporte por parajes de ensueño y por sueños sin abandonar el refugio de las sábanas. Pies, partiremos juntos. Conmigo vendréis hacia ignotos caminos...
Marinel.

sábado, 21 de abril de 2012

In-quietud.

Apostada en este bosque de la vida, entre árboles pretéritos de espesura enmarañada,
 intento imaginar devenires incógnitos.
De las ramas nacen trinos bulliciosos de pájaros negros 
 entorpeciendo la entrada a la dicha con su trágico aleteo.
Exangües, las ilusiones transitan extrañas.
En mis ojos el desierto hace ancla.
Llegará la luna a enhebrarse en mi cabello ahora soleado.
El presente me llama, mas no quiero oírlo con su voz apestada.
Ese hálito infecto desbarata  corazas.
Y la mía está agrietada.
El sosiego marchó y con él…
¿La esperanza?

Imagen de la red.

Hay días que amanecen sin mar
Se hace selva mi espíritu
Soy orilla imposible
Sin olas…
No hay playa.

31 comentarios:

  1. Hoy te siento como si hubieras escrito para mí tras una larga conversación de confidencias.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Cuando se enhebran los pesares del presente, apenas da resultado tratar de enmarañarse en el pasado, pues el presente hace como una coda que viene y viene y te atormenta.
    Tus palabras, Marinel, son siempre sutiles, como derramadas; una caricia para el alma.

    ResponderEliminar
  3. En primer plano
    diviso tulipanes
    a punto de flor.

    ResponderEliminar
  4. Sin embargo, el presente es lo único que tenemos....y hay que afrontarlo.

    Esa realidad no está reñida con el derecho a soñar...

    Besos

    ResponderEliminar
  5. La ley de los contrarios como el ying y el yang tienen enseñanzas llenas de sabiduria...
    inquietud...........Quietud
    cuando el mar está inquieto...el alma siente desasosiego ...y solo
    se puede serenar ...sentándose en postura de zazen, sientiendo la respiración cada vez mas lenta y la quietud del cuerpo y del espiritu... QUIETUD es una palabra
    regalo...y se saborea apaciguando el alma...Gracias por compartir un tema queme conmueve...

    ResponderEliminar
  6. La nostalgia invade tus emociones traduces los sentimientos en la soledad y en la melancolía que cantan tus hermosos versos.
    Es como encontrar la playa sin arena.
    Espero que raudas retornen a tu vida las ilusiones y que tu añoranza sea solo flor de un dia.
    Pese a todo, tus versos destilan una gran belleza

    ResponderEliminar
  7. "En mis ojos el desierto hace ancla", tiene tela la frasecilla. Ánimo, que te da un desanimado, pero con ánimo.

    Un abrazo Marinel

    ResponderEliminar
  8. Pues de eso nada, ¿eh? La esperanza hay que tenerla siempre en perfecto estado de revista, porque si la arrumbamos en un rincón se oxida con celeridad y luego es muy difícil volver a lustrarla. Así que un mínimo mantenimiento, por favor. ;)

    ResponderEliminar
  9. La esperanza emergerá Siempre, y con ella retornarán ilusiones , aún en esos días donde amanecen sin mar...
    Hoy tus letras derramadas acarician mi alma, con especial empatía.
    Un beso Marinel

    ResponderEliminar
  10. Tranquila Marinel, El desierto tiene oasis, loss pájaros negros emigrarán con el cambio de estación y haces bien en no hacer caso al presente, hay que vivir el futuro!
    besoss.

    ResponderEliminar
  11. A veces se nos hace pesada y errónea la carga de la mochila que llevamos. Haz un alto en el sendero limpia tu mochila y vuelve a caminar. Volverán las olas a acariciar las playas.

    Gracias por tus visitas

    ResponderEliminar
  12. Siento que has ingresado en mi alma y de ella has extraído la esencia de tu escrito.

    ResponderEliminar
  13. Nos habitan luces y sombras, bosques y desiertos, soles y lunas, quietus y desasosiego... Son estados del alma.

    Un beso, Marinel.

    ResponderEliminar
  14. Te traigo el sonido de las olas conmigo, te traigo la brisa con olor a algas, te traigo gaviotas que ahuyentan a los pájaros negros y me gustaría traerte calma para vivir el presente sin sobresaltos.

    Un beso,

    ResponderEliminar
  15. "El sosiego marchó y con él… ¿La esperanza?"
    ...

    Sin olas, sin playa...y a pesar de todo y la falta de humedad y sosiego, se hace la vida! En tus letras destila toda ella, Marinel,y esta hablante que muestra toda su garra, desgarro y nublados del alma al escribir,nos da signos claros de lo que es por dentro, por lo tanto...a seguir avanzando.
    El poema es bellísimo.

    Abrazos y besos miles, amiga.
    Feliz fin de semana.

    (Sólo te pido, por favor, si pudieras eliminar la Verificación de Palabras en los Comentarios, para optimización del tiempo, y además nos ayudarías con nuestra visión...Hay más formas de controlar lo que entra. Muchas gracias por escuchar. Lo digo porque hay personas que ni saben que lo tienen habilitado, y es bastante engorroso muchas veces).

    Besos.

    ResponderEliminar
  16. siempre nos lleva la esperanza a ilusiones esperadas..
    un place como siempre
    saludos
    roberto

    ResponderEliminar
  17. A veces la playa, aun sin olas, es preciosa, es un remanso de esperanza. Todo es cuestión de ponerse a mirar la mar y escuchar su murmullo.

    Besos

    ResponderEliminar
  18. ME ENCANTA TUS POEMAS GRISES, MELANCÓLICOS, ME HACES ACORDAR A LOS CLÁSICOS ROMÁNTICOS.
    PRECIOSO, TE FELICITO.

    BESITOS.
    PD ME HUBIERA GUSTADO TENER 8 HERMANOS. QUE ACOMPAÑADA ME SENTIRÍA...
    CARIÑOS

    ResponderEliminar
  19. No le hagas caso a la mente que te manipula y vuelve loca, aunque es verdad, que hay días, que bufff, pero toca remontar, eso siempre, y con esperanza y sabiendo que hay luz al final.

    Besos hermosa!

    ResponderEliminar
  20. Antagonismos de la vida; porque, de hecho, la vida es un cúmulo de contradiciones. Los orígenes de alegrías se tornan finalmente tristezas; la presencia, se puede volver nostálgica ausencia y el amanecer se puede convertir en un permanente oscurecer.
    En cualquier caso; la esperanza siempre estará por encima de la desesperación y la amargura.
    Precioso, Marinel.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. En tanto desasosiego y zozobras de mar, a qué atenerse si no es a
    estos desgarros de alma
    "amanecer sin mar
    Hacerse selva el espíritu
    Ser orilla ya imposible
    No ser ola ni ser playa...
    Pero qué hondura, Marinel, vaya que sí.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  22. Hay días de lágrimas secas... y es que la primavera lo altera todo.
    Un beso y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  23. Pues hay días que hasta los granitos de arena desparecen de nuestra playa.
    Una belleza tu entrada,te dejo un fuerte abrazo, buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  24. Bellas letras derramadas... hilvanas palabras y más palabras magicamente
    Buen domingo Marinel
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  25. Dejare para ti amiga poeta un ramillete de violetas, sobre la escarcha de tus versos del desierto. Para que al florecer despierten esa sonrisa que hoy presiento te falta. Un besito

    ResponderEliminar
  26. Hermoso texto, Marinel, para empezar este domingo, es perfecto :)

    un besote, mil abrazos

    ResponderEliminar
  27. Mi vida está así :/

    Marinel quiero rescatar esta metáfora que sinceramente me ha dejado encantada:

    Llegará la luna a enhebrarse en mi cabello ahora soleado.


    Preciosa, y es poco adjetivo.


    Otro beso.


    SIL

    ResponderEliminar
  28. Esos días sin mar también son un trasiego para mí.
    Los pájaros negros hancen nido en la entraña hasta que las olas, logran arrastrar la coraza, las grietas, para devolverme en la resaca, la esperanza.

    Besos, Marinel.

    ResponderEliminar
  29. Tus palabras traducen hoy mi estado de ánimo. Por suerte se que mañana seguiré adelante, firme por el camino de la vida. Me encantó tu blog. Saludos

    ResponderEliminar

Has llegado a mi isla.Bienvenido/a. Ahora eres parte de ella...relájate. Estás en tu casa, en tu isla...

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"
















Archivo del blog