Y si llegáis, pies, al límite del cansancio y el vivir no se aviene a dejar vuestra huella en la orilla los días, no temáis el olvido de vuestro paso. Yo os sabré siempre mi soporte, mi pasaporte por parajes de ensueño y por sueños sin abandonar el refugio de las sábanas. Pies, partiremos juntos. Conmigo vendréis hacia ignotos caminos...
Marinel.

lunes, 3 de octubre de 2011

Acaso...


Acaso te preguntes qué fue de aquellos días de letargo donde los paisajes gravitaban sin aposentarse en la superficie de  debajo de tus pies, como envueltos en neblinas de ensueño.
Acaso te preguntes...
Quizá suspires admirando el horizonte, interrogando al entorno enmudecido, a dónde fueron a parar esos latidos desbocados que sentías como si una yegua correteara por tus vértebras.
Probablemente nazca una sonrisa diminuta, apenas perceptible, algo aniñada e infantil, más bien de alelamiento suspendido.
Probablemente ocurra...
No será un suceso irrelevante y sorprendente el hecho de sentir bajo tus ojos, dos lágrimas viajando por tu rostro en un descenso lento y sin descanso. Sabrás que la emoción salió de casa.
No, no lo será.
Aquella juventud que amilanada, marchó por los senderos de los años, dejando tras de sí tantas secuelas, no hirió la danza del sentir. Quedó alojada en los resquicios que ocultaste al tiempo penetrable e insumiso.
Guardaste con recelo de chiquilla la magia del entorno dadivoso. Lo  hiciste con cautela e ignorando que en días como hoy recurrirías a su dócil compañía. Es tan frágil el tiempo de las flores por doquier!
Sin embargo fuiste hábil sin quererlo y en un descuido del duro y cruel invierno, pensaste en el futuro sin sentir…no quiero, te dijiste, dejar de hacerlo nunca, no importa que me cubran las arrugas y el cuerpo se me venza…
La magia de mirar con  ojos sin edad, la quiero para mí.


http://www.shoshan.cl/images/disenos/fondos/horizonte_mirando.jpg

31 comentarios:

  1. Cuando la emoción sale de casa, y se pasea en la neblina de los sueños no conoce de arrugas ni de descuidos que la edad, a menudo no perdona.
    Guardamos a pesar de todo algo de perenne inocencia tras el cristal de las emociones marchitas, y las secuelas que éstas han dejado en la piel con el paso del tiempo, a veces nos dejan emerger aún una sonrisa tras "ese descenso lento y sin descanso" de alguna lágrima traviesa.
    Es una joyita este texto, Marinel.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Emotivo en los sueños de antes, sus quereres,motivaciones y como deseamos plantearnos el presente y futuro incierto que nos queda...
    Que vuelen las emociones,si...
    Es un precioso texto,Marinel.

    Abrazos, felicitaciones y mis deseos de una muy buena semana en todas tus actividades!

    ResponderEliminar
  3. Y es un privilegio de pocos.
    Yo lo no lo consigo.
    Pero tengo esas reservas de recuerdos atesorados que me dan la licencia de vez en cuando.

    Beso grande.


    SIL

    ResponderEliminar
  4. Si. Muy hermoso y real como el tiempo que se nos pasa sin apenas darnos cuenta.
    Y amanecemos mayores una mañana y caemos en la cuenta que ese rostro detrás del espejo es el mío...con todas las cicatrices que la vida deja.
    Marinel, yo también quiero para mí "esa magia de mirar con ojos sin edad".
    Creo que ahí está el secreto de seguir caminando con esperanza, entusiasmo y alegría.
    Me gustan tus palabras.
    Cariños varios.

    ResponderEliminar
  5. Uf, esa magia de los ojos, esas miradas que hablan sin mediar palabra...
    Esa magia no la tienen todos, no la saben transmitir... así que, yo tampoco quiero perder si en algun momento se me olvida que soy capaz de querer...
    Abriré bien los ojos...para que las lágrimas si me equivoco no me impidan ver.

    Precioso tu texto Marinel..
    Me encantas.

    Besitos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  6. La última frase es sublime, Marinel...sí, yo también la quiero para mí (y en mí)

    Besitos

    ResponderEliminar
  7. Pedimos lo que ya tenemos, el tiempo con su paso solo afecta al cuerpo, que no al alma, esta posee sus propios ojos y se rige por otras leyes.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Coincido contigo en muchas cosas
    y es que la razón solamente hay una...Te seguiré...! amo a Valencia, Alcira de mi primeros años....Besos

    ResponderEliminar
  9. Leyéndote me doy cuenta de lo bien que está puesto el nombre de tu .blog

    ResponderEliminar
  10. Hola,preciosas letras van desnudando la pureza,el alma de este bello blog,si te va la palabra elegida, la poesía, te invito al mio,será un placer,es,
    http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
    gracias,buen día, besos traviesos...

    ResponderEliminar
  11. La magia de la inocencia.

    Eso es lo esencial.

    Buen texto.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. El tiempo pasa y deja sus huellas sembradas ,en los surcos que van aumentando con el paso del calendario. A mayor candidad de sembrados, menor es el esfuerzo de ver los frutos. ¡Qué importa! que las arrugas y el cansancio tensen los días, si guardo mis locuras y sueños que me acercan a la idealista mujer que juguetea desde niña.
    Un beso Marinel.

    ResponderEliminar
  13. Hola Marinel !! Hermoso relato amiga. Yo tampoco quiero dejar de sentir. Quisiera tener esa esperanza maravillosa que es la de no tener edad. Yo me veo ya lejos y sin ganas.
    Me alegro mucho, mucho si tu lo sientes.
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  14. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  15. Hola, Marinel:

    Que bueno poder seguir siendo mentalmente jóvenes, aunque el cuerpo envejezca si remedio...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Acaso
    la magia de la vida suspira mientras el tiempo acuna
    dos lágrimas que no lloran.

    Este texto emociona, Marinel.

    Saludos muchos.

    ResponderEliminar
  17. Nos tenemos que mirar con los ojos del corazón, allí es donde está la magia, esa que nunca nos abandonará.

    Besos.

    ResponderEliminar
  18. Bello y emotivo tu escrito, y muy interesante todo lo que he leído, de verdad de la buena, me ha encantado y por supuesto que me pasaré siempre que me sea posible...siempre el tiempo, mejor dicho la falta de él.

    Un beso Marinet y nos vemos.

    ResponderEliminar
  19. Los pies pasan, pero las huellas permanecen en el alma, las emociones descansan en el camino, los latidos caminan hacia adelante y hacia atrás.


    besos

    ResponderEliminar
  20. Marinel...lo has dicho de una manera preciosa...como se mira hacia atrás para recordar momentos indelebles, y me encantó la frase que dice:
    "esos latidos desbocados que sentías como si una yegua correteara por tus vértebras."
    Tu originalidad es excelente y te felicito con un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  21. La magia está habitando en nuestra imaginación. Basta despertarla, achucharla, tener fe en ella para que muestre sus trucos con todo el esplendor.
    Todavía nos queda mucha vida y mucha energía para sacar provecho de nuestras incipientes arrugas.

    Besos preciosa

    ResponderEliminar
  22. Lo importante es vivir el momento plenamente, incluso cuando la mirada se nos pierde en el horizonte sin querer más que la belleza de estar con una misma...
    Muy muy bello.

    ResponderEliminar
  23. Marinel, el próximo domingo(9) un trabajo tuyo sobre el mar sirve de inspiración para una entrada mia.
    Beso y gracias por tu generosidad.

    ResponderEliminar
  24. Yo también quiero esa magia de mirar con los ojos sin edad.
    Hoy nos ofreces un texto sublime, Marinel. Da un poco de miedo mirar atrás y ver tantos años ya vividos, es injusto no poder rebobinar como en las pelis.
    Yo también quiero el tiempo de las flores por doquier.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Amiga, yo tambien quiero esa magia... Si la encuentras, pasame la receta...

    Un abrazo grande

    ResponderEliminar
  26. De verdad Marinel que me dejas sin
    palabras sencillamente magnifico..
    el final soberbio..
    la magia de mirar con ojos sin edad, la quiero para mi..
    uuufff

    marinel cariño pásate por mi blog y recoge tu premio que lo he compartido con tod@s vosotr@s, tu sin duda te lo mereces ese y muchos mas..

    besos y sonrisas mi cielo

    ResponderEliminar
  27. QUÉ FORMA LA TUYA DE HACER SENTIRES.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  28. Sólo envejece quien no tiene ilusiones ni alegría en su corazón. Se capitaliza la experiencia, lo vivivo, la tristeza y la dicha, en sabiduría. Todo cuanto hemos experimentado ha de servirnos para esa grande y linda etapa de la vida.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  29. Hermosos relato,esperanzador y lleno
    de confianza
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Has llegado a mi isla.Bienvenido/a. Ahora eres parte de ella...relájate. Estás en tu casa, en tu isla...

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"
















Archivo del blog