Partiremos, no lo dudéis. Pasará el tiempo raudo llevándonos a la cima del recuerdo, pero no lo haremos solos, partirán con nosotros los sueños.
Marinel.

miércoles, 5 de octubre de 2011

Como higos en la higuera.

Nacieron las palabras en el árbol de la vida, como nacen los higos en la higuera, siendo pequeñas gotas  verdes fácilmente confundibles  con prolongaciones de las mismas ramas, pero que dejándolas madurar, se convertían en fruto jugoso y apetecible al paladar.
Ocurrió tal como digo y con ellas vinieron, como siempre ocurre, los deseos desfasados de tomarlas sin límite. Era la avaricia del a ver quién puede más.
Los hubo que tomaron las justas para ser equilibrados, sensatos y prudentes. Seres capaces de discernir  utilizando el jugo gástrico que se formaba en su interior, para clamarlas al viento, sembrarlas delicadamente y con justicia.
Fueron palabras constructivas, aleccionadoras de generaciones futuras en cuyo interior germinaron de forma brillante y expansiva como ondas del mar de la sabiduría.
Otros en cambio, amasaron en su vientre cantidades ingentes de palabras, de tal forma que al agitarlas en su interior se enredaban, colisionaban entre sí, enmadejaban las letras y acababan por salir disparadas en forma de vómito terrible quemando la tierra donde eran desalojadas con furia.
De ellas nacieron los conflictos, y de ahí las guerras. La muerte se hizo pasto de sus llamas formando un batallón irresistible y fronterizo con las palabras amables.
La lucha se previó encarnizada.


http://4.bp.blogspot.com/-rOTBHjtt5x0/TdEhEgXsA7I/AAAAAAAAA6c/Cg1UpXkgkgc/s1600/las+palabras+como+arma.jpg


Aún hoy en día continúa y nadie sabe el desenlace final ni el alcance del mismo.

29 comentarios:

  1. No creo que sean las palabras las culpables de conflictos y guerras, entiendo que son las ideas las que engañando a las palabras las causantes de tanta desdicha.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Las palabras pueden herir pero las ideas, algunas aún hoy triunfando, han sido las causantes de cientos de millones de muertos y la humanidad en su ceguera aún no se ha dado cuenta.

    La maldad usa miles de disfraces para engañar y el problema de los buenos es que van de frente.

    Un beso,

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Y que son las palabras, sino las transmisoras de esas ideas. Con malas o buenas intenciones pero sin palabras, ni existirían conflictos, ni existiría la paz, pero entonces (sin ellas) y su belleza natural... no valdría la pena vivir.
    Me ha parecido una entrada genial Marinel.

    Gracias por utilizar las palabras como un ungüento de belleza para nuestro corazón.

    ResponderEliminar
  5. Saludos.Excelente texto, sugerente, lúcido y que otorga a la palabra ese soporte transmisor capaz de lo mejor y lo peor. Enhorabuena. Fantástica la canción de Sarah que has colocado de presentación. Con tu permiso volveré por aquí. Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Hago votos porque ganen las palabras coherentes y razonables.

    ResponderEliminar
  7. Colocaste las palabras en la higuera, en el árbol del bien y del mal.
    Pues son un arma, a veces duelen otras sanan. Tienen ese poder que sobrepasa cualquier frontera de lo racional e irracional.
    Besos, Marinel.

    ResponderEliminar
  8. Por fin el agobio del trabajo, las carreras y los gusanos informaticos (en que me he visto para colgar mi ultima entrada) me dan un respiro, estimada Marinel.

    Ya estoy de vuelta.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  9. La palabra tiene un poder especial... solo hay que canalizarla.
    El pensamiento bien dirigido puede salvar de los conflictos...
    Si nos dejamos llevar por la furia, el ansia, la palabra sale vomitada como bien dices, sin control, y desde luego sin dirección.
    Si pudieramos redirigir la palabra y sobre todo el pensamiento... muchas de las desgracias podrian ser evitadas.

    Preciosa la metáfora.

    Besitos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  10. Las palabras como las ideas que ellas transmiten pueden tener luz o corromperse. Depende de nosotros el descenlace.

    Saludos , Marinel. Buenas tardes.

    ResponderEliminar
  11. Las palabras nacen, es cierto, pero su uso en una o otra dirección es lo que las hace nobles o peligrosas.
    ...Y el uso se lo damos nosotros/as.
    No es para sentir orgullo ante los resultados del mismo.
    Estupendo y certero texto.
    Cariños varios.

    ResponderEliminar
  12. Nada hay más poderoso que una palabra.
    Tanto para el bien o para el mal.

    Sabés, Marinel ¿?

    Desde que te leo, siempre valoro infinitamente ciertas palabras que usás e incorporo porque me encantan.

    la de hoy es ¨ingente¨

    Besos mil


    SIL

    ResponderEliminar
  13. Las ideas jamás provocarán ¡UN SÓLO PROBLEMA! ¿Quién las conoce si no salen al exterior transformadas en palabras? El problema es que a veces, muchas veces, las palabras son sólo un asomo del abstracto, son incapaces de recoger la substancia de las ideas ¡y sobrevienen los problemas!
    Ingeniosa analogía del nacimiento de las palabras. Mil felicitaciones.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Ojalá el poder de las palabras fuese empleado en deshacer equivocaciones y en abrir caminos. Muy bonito y muy comprometido.

    Besos

    ResponderEliminar
  15. Mi querida Marinel: Las palabras deben de unirse para dar forma a una idea pero yo creo que se unen a veces las equivocadas, aquellas que pueden hacer daño y tapan la boca a aquellas que pueden acariciar, a aquellas que son capaces de enfrentarse a los problemas para solucionarlos. Y hasta que este segundo grupo no tome conciencia de su fortaleza, estaremos a la espectativa de ver cual es el final.

    Brisas y besos.

    Malena

    ResponderEliminar
  16. Las palabras son muy poderosas.

    Para bien y para mal.

    Bien escrito.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Hermoso juego de letras derramadas, muy poderosas, ¿que triunfen las del bien!
    Feliz Miercoles
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Hola Marinel!!Las palabras forman las ideas y ellas han provocado el caos que aún no termina. Muy bueno amiga.
    Un beso grande

    ResponderEliminar
  19. de acuerdo con Mistral.
    un saludo
    marian

    ResponderEliminar
  20. El ansia del poder lia las palabras en la mente y en el ego y la tenemos formada en un santiamén.

    Besos.

    ResponderEliminar
  21. Yo, a este revolver, le hubiese escrito en la viñeta SIN PALABRAS, ya que tiene un mensaje muy directo.
    Desgraciadamente, el real, cuando se hace uso de él es cuando ya sobran las palabras.
    Entrada para meditar, Marinel

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  22. Definitivamente, son las palabras las que transmiten las ideas y el odio engendra odio, el amor engendra amor.
    La humanidad gime de dolor y solo se me ocurre una palabra...BASTA.


    Sabes Marinel, me encanta como escribes, como llegan tus letras.

    Abrazos y ojalá salga el comentario

    ResponderEliminar
  23. La ceguera de gente cerril es la causante de los conflictos.

    Un abrazo
    Isabel

    ResponderEliminar
  24. Vaya conflicto de palabras, normalmente es la diferencia de ideas lo que nos llevan a los conflictos. Debo por lo tanto entender que un bando quiso imponer por medio de la palabra sus ideas y de esta manera al conflicto se llegó. Moraleja, se puede llegar al acuerdo sin imposición.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  25. Las palabras que forma nuestra mente tienen el poder de dirigir nuestros sentimientos. Si las agitamos y mareamos en exceso puede ocurrir que se nos caigan encima, aplastándonos.
    Muy bello, Marinel. Nos ofreces cada día una superación del post anterior.
    Besos.

    ResponderEliminar
  26. Las ideas hay que expresarlas,por supuesto. El asunto es saber hacerlo,cuando somos conscientes que la palabra tiene el tremendo poder de construir o destruir...Siempre son creadoras de algo. Desde el "Hágase la luz"...

    Buenísimo,Marinel.

    Besos y un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  27. TEMA MUY INTERESANTE, PARA POLEMIZAR UN BUEN RATO.
    UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  28. Hacía día que no venía por aquí, bueno ya sabes por qué, ahora retomo el caminito, a paso lento pero constante, y vuelvo a perderme entre tus letras, una experiencia siempre de agradecer.
    Las palabras son arma de doble filo y de ideas equívocas ha salido más de un tropiezo.
    Besos y abrazos :)

    ResponderEliminar
  29. Expresas lo que sea , de una forma fantástica, realmente tienes el "don" de la escritura, es un verdadero placer leerte...
    Besitos en el alma
    Scarlet2807

    ResponderEliminar

Has llegado a mi isla.Bienvenido/a. Ahora eres parte de ella...relájate. Estás en tu casa, en tu isla...

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"
















Archivo del blog