Y si llegáis, pies, al límite del cansancio y el vivir no se aviene a dejar vuestra huella en la orilla los días, no temáis el olvido de vuestro paso. Yo os sabré siempre mi soporte, mi pasaporte por parajes de ensueño y por sueños sin abandonar el refugio de las sábanas. Pies, partiremos juntos. Conmigo vendréis hacia ignotos caminos...
Marinel.

domingo, 16 de octubre de 2011

Hay noches...


Hay noches en las que dormir parece inalcanzable...nada más lejos a pesar de que pueda parecernos lo contrario...
¿O no?

He gestado sensaciones a los ojos de la luna, en su boca sonriente, en la forma de sus ojos, en  la curva de su vientre.
Los sonidos se amortiguan sintiéndome en la proeza de hacer esta  noche mía.
Y en sus brazos ya me pierdo, como se pierde un lucero de la mirada prendida.
¿En dónde el lucero irá?
Sé que pensé alguna vez:
 ¿Si mi mirada lo atrapa, es quizá tiempo bastante un ligero parpadeo para ese su desplante de desaparecer ante mí, cuya admiración no es poca? ¿Me estaré volviendo loca?
La noche sigue delante de mí, en su extensión infinita, regalándome  mil gestos con los que poder sentir la viveza de mi alma.
Hay que tomarse con calma esta complicidad amistosa, o abandonará mis ojos  siendo  esa diosa capaz de mostrarse muy furiosa.
¿Quién no recuerda en noches exentas de luna, tener la mala fortuna de sentir su gran enfado?
Rayos y truenos cayendo, como lanzas o aguijones que se clavan en el suelo maltratando ese paisaje que se somete callado a su furia sin piedad…
Para ella no hay rival en su eterna dualidad.
La noche es  caprichosa, zalamera y tan coqueta, que mantiene  encandilado al dios  que forma los sueños. Es un títere en sus manos, yo ya lo tengo sabido…
Actúa según su antojo de su hermosura embebido.
Insistir en su alegría para verla muy contenta,  es mi mayor ambición. Admirarla en desmesura, con algo más que cordura y  las sensaciones puestas haciéndome  de pijama e implorar a ese su amante anfitrión impredecible…
Morfeo: Te ruego  en mi  duermevela, no me atrapes todavía; que esta noche ya es mía, ya la tengo en los pliegues de mi frente, en el iris de mis ojos, debajo de mis pestañas que son como telas de araña atrapando su belleza…
Ya parí la sensación que mutila mis deseos; entre mis párpados veo su silueta alejarse…

http://i41.tinypic.com/2up8qk0.gif

30 comentarios:

  1. Hay noches de esas, tantas!
    Noches que vienen a poblar con su desparpajo los latidos que yacen en las sombras y nos dejan anonadados.
    Noches de luna en las que abandonamos ansiedades y letargos.
    No, no te estás volviendo loca, sólo "pariste esa sensación que mutilaba tus deseos..."

    Besos, Marinel.

    ResponderEliminar
  2. Las noches sirven para tantas cosas... cuando sólo debían servir para descansar y recargar pilas, pero a veces lo que hace es desccargarlas más.

    ResponderEliminar
  3. ....ayer estaba con los ojos como platos...estaba super despierta,; en la cama, hace tiempo no puedo leer, porque no consigo la postura adecuada para las cervicales, puse la radio me abandoné a una relajación total y no se cuando al final lo último que oi fueron las tres de la mañana...lo que escribes, que por cierto es precioso, me ha recordado que estuve mirando embelesada a la luna llena...que se cuela tímida en mis visillos..y he pensado : la
    hermana luna pretendia colgarme
    en su dulce noche !!!!!
    Un abrazo Marinel de Begoña

    ResponderEliminar
  4. A veces desvelarse es saludable, nos quedamos solos con nosotros mismos, o con la luna,y los pensasientos son como un manojo de naipes que se mezclan. Es un momento ideal para parir sensaciones.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Y no se extraña el sueño cuando la luna te habla de esa manera... Y merece la pena estar despierta sólo por escuchar su belleza y verla alejarse tan despacio y tan llena... Preciosa entrada.

    ResponderEliminar
  6. La luna mudo testigo del insomnio, que nos visita y nos transporta. Muy bello Marinel.

    ResponderEliminar
  7. Me has impresionado Marinel, eres buena, muy buena.
    Imsomnio, con su oscuro manto cuantas veces me llega la luna que es mi confidente.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Te entiendo muy bien
    porque ya sean noches oscuras
    o noches de luna clara
    nuestro cuerpo a veces reclama
    que morfeo nos libere.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Y son en noches como esa donde uno encuentra pequeñas respuestas a la luz del día, donde uno se despereza y sacude las cenizas para ver en total belleza lo que tras los sueños se oculta.
    Bellísima noche la tuya, prendada queda en tus letras.
    Besos tesoro!

    ResponderEliminar
  10. Mi querida, Marinel esas noches sirven para encontrarle respuestas al día...al pasado y recargamos las pilas para seguir.
    Un beso....

    ResponderEliminar
  11. Que despliegue de verdad en tus palabras, ¡así son las noches!
    Marinel :)atrapas al lector de principio a fin con tus letras derramadas(: ¡Sorprendente escrito!
    Feliz inicio de semana
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Marinel, consigues con la poética de tu prosa que la noche se prolongue, se deshilache en la agonía de las horas lentas y que la luna alumbre sus pasos hasta que el amanecer la destierre.
    Hermoso texto.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  13. Hola Marinel!! Cuántas noches de esas pasé!!Y es tan lindo dormir y alejarse en sueños de la realidad.
    Hermoso texto
    Un beso grande

    ResponderEliminar
  14. Qué bellas imágenes del sueño y de la noche, Marinel... Me quedé soñando después de leeerlas...

    Un abrazo grandote y agradecido.

    ResponderEliminar
  15. Hermoso rebosante de lirismo, haces sentir sensaciones me recuerdas muchas noches, los ojos dela luna pregonan tus emociones, También tejen tus poemas enredados en tus frases nos encontramos en tu extensión infinita.

    Guuuaauu ¡Precioso y preciosas esas tus noches!.
    Un beso

    ResponderEliminar
  16. La locura no está en ti sino en la noche misma.
    Escribes con una destreza maravillosa
    Vengo desde el Blog de Laura y me he encontrado con una escritora y diseñadora de armas tomar.
    Mis felicitaciones desde copenhague,

    Ian.

    ResponderEliminar
  17. Hay noches que merecen vivirse, que nos dejan sueños muy despiertos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Tú no quieres dormir y yo es lo que más deseo. Qué cosas...

    Buen comienzo de semana, besos.

    ResponderEliminar
  19. En la vida hay de todo Marinel,
    hay personas que se duermen nada mas
    cerrar los ojos y otras que invade el insomnio, lo peor del insomnio es que al dia siguiente tenemos la resaca que nos irrita, pero en absoluto te estas volviendo loca, al menos cuando no se duerme se sueña y se relaja.
    que tengas una bonita semana.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Marinel, quiero darte las gracias por tus amables palabras.

    Un fuerte abrazo
    Isabel

    ResponderEliminar
  21. Entre el colorido de una noche oscura renace el silencio y se envalentonan los sueños capaces de hacernos dueños de cualquier universo...abrazzzusss

    ResponderEliminar
  22. Tienes una forma de escribir bella y fascinante que atrapa en su lectura.
    Gracias por tu visita, te sigo.

    ResponderEliminar
  23. Marinel Cariño lo que da de-si una noche en tus manos..
    que belleza de verdad eres una gran escritora..

    mil besos y sonrisas mi cielo...

    ResponderEliminar
  24. Marinel Cariño lo que da de-si una noche en tus manos..
    que belleza de verdad eres una gran escritora..

    mil besos y sonrisas mi cielo...

    ResponderEliminar
  25. Y en esta isla tuya, a la que me acerco siempre despacito, buscando sumergirme, como sabes hacerlo tu, en las más delicadas sencaciones. Esta noche de luna es "irresistible"...
    Cada día te superas!
    Gracias por tus continuas visitas y por dejarme saber que te gusta.
    Un tierno abrazo

    ResponderEliminar
  26. Desde luego tenemos noches, que más que noches, son años..la cabeza te llena de follones, situaciones agobiantes que no te dejan..pero..por fín se hace de día...un saludtete desde Murcia..seguimos..

    ResponderEliminar
  27. Querida amiga: Cuando tú quieres, no duermes, cuando no, rendida estás, a veces, aún sin quererlo, dormida te quedas ya.
    ¡Si supieras la cantidad de noches que me he pasado sin poder dormir!
    Una noche sin sueño, da para todo.
    De vez en cuando, no viene mal. disponer de un tiempo sólo para nosotros, sin ruídos y en paz.
    Me ha parecido precioso lo que has escrito.
    Felicitaciones.
    Abrazos en el corazón.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  28. Hay noches en que hago lecturas como ésta y se me salen los sentidos a aplaudirte, Marinel. Eres una maestra de la prosa. Me parece que tu literatura es excelente y que captas y haces captar multitud de sinfonías en cada escenario. No querer que Morfeo se acerque ha sido un arranque de genialidad.
    Besos, princesica.

    ResponderEliminar
  29. Si sabré yo de esas pupilas insomnes, buscadoras de luces y silencios donde estallan los sentidos.

    Precioso Marinel y si es locura, déjala quedarse, es divina.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  30. Siento siento placer en la vigilia.
    Pero a veces se vuelve un puñal.

    Un abrazo inmenso

    SIL

    ResponderEliminar

Has llegado a mi isla.Bienvenido/a. Ahora eres parte de ella...relájate. Estás en tu casa, en tu isla...

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"
















Archivo del blog