Se hicieron las palabras gelatinosas, acuáticas, navegantes entre mareas de sol abrasador. Pequeñas medusas azules deslizándose en la vastedad marítima del alma...
Marinel.

domingo, 9 de octubre de 2011

Un duende travieso.

Tengo un duende que me habita y me recorre con saña, impidiéndome alejarme, se busca mil artimañas hasta hacerme regresar a sus telitas de araña, donde me quedo pegada viendo como progresa en su invento,  de convertirme  en payasa o en personaje de cuento.
Es tan mujer como yo y me roba las sandalias o utiliza mis perfumes, también viste mis enaguas. Revoluciona mis cremas maquillándose la cara, se esconde por la bañera pellizcándome las nalgas o   enjabona mis cabellos para colgarse de ellos.
Arrrrgggg, si pudiera aprisionarla tan sólo por un momento, acabaría mi tormento, pero es resbaladiza y nos pasamos el rato siendo yo siempre el ratón y ella,¡cómo no!
El gato.
Sus diabluras me acorralan, me mantienen prisionera de  estrambóticos caprichos en los que más de una vez sueño con hacer un nicho para meterla bien dentro, cosas éstas que le aburren y parece, le resbalan.
Caigo una y  un millón en sus garras afiladas, y al notarlas...¡ay! me hieren como espadas, sobre todo-he de decirlo-cuando  mi boca trastoca haciendo que mis palabras sean frase condensada, que ni siquiera pensada...
¡Cómo se ríe la malvada!
Haciendo de mi rutina situaciones variopintas, las narices se me hinchan cuando esperpénticamente cometo un error tras otro delante de buenas gentes que me miran asombradas.
Lo siento intento excusarme sabiendo no me creerían…
Así, no  queda remedio…
...Dejo que de mí se rían
http://eimper-imagenesfantasia.blogspot.com/

28 comentarios:

  1. Pero ese duende debe ser una bendición...si te faltara la vida resultaría monótona y vacía.Me encantó tu cuento.

    Besito volado.

    ResponderEliminar
  2. Por qauí abajo el "duende" es otra cosa, es inspiración, también lo es el tuyo, que te hace escribir así.

    ResponderEliminar
  3. Un duende travieso, sin dudas, pero seguro le agredecerás que en más de una ocasión te inspire textos como éste :)
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Medio cuento medio realidad cruda, creo que el duende, o 'duenda', te hace sentirte dueña de tus actos. No lo desdeñes, Marinel

    ResponderEliminar
  5. Tu duende se mueve a su antojo dentro de su morada, que eres tú misma. Has plasmado una controversia interna con gran plasticidad y maestría. Tus palabras te sirven/nos sirven de auto-reflexión.

    Elegante y poética, como siempre.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. hay Marinel cariño ese duende es muy gracioso me ha encantado lo travieso que es..jjaja
    he disfrutado mucho leyéndolo que no te se agote nunca esa inspiración

    muchos besos y sonrisas...

    ResponderEliminar
  7. Hola Marinel!! Me encantó amiga. Las travesuras de tu duende deben causarte risa, claro que a veces debe ser un poco difícil de dominar. Pero debe quererte mucho porque te eligió a ti. Maravillosa imaginación tienes.
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  8. Qué inspiración la tuya!!!
    Leia y leia y una sonrisa brotó.
    logro imaginarme ese duende
    Feliz domingo
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Cuida bien de tus duendes, que no te falten nunca Marinel, está claro que alimentan tu pluma.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  10. Estupenda entrada...

    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar
  11. Tengo trampas para duendes pero has de ser tú la que de él te separes, y no creo que te equivoques cuando nos endulzas las tardes con tus historias que derraman armonía, la armonía que nace de una cabeza amueblada con amor y esmero.

    Un beso,

    ResponderEliminar
  12. Un duende bueno al que le echamos las culpas de nuestras equivocaciones..
    Tu duende mientras te haga compañía haciéndote sentir bien..todo tiene solución..con una sonrisa..
    Saludos desde el sur...

    ResponderEliminar
  13. Sólo tú, querida amiga, eres capaz de hacer que, un simple duende, pueda inspirarte tan bello relato.¡Viva tu ingenio!
    Abrazos en el corazón.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  14. Te domina la mente en más de una ocasión, y lo charlatana que es!!!
    Es dificil pero no imposible el mantenerla a raya.

    Buen comienzo de semana, besos!

    ResponderEliminar
  15. Flying all the way just to see you and say hello...and wish you all the best for this new week. Great post! Visit me too. Good night, wonderful dreams…
    Greeting for you from Rio de Janeiro/Brasil

    ResponderEliminar
  16. Bendito duende, bendita alma que nos confía sus secretos.

    Un abrazo Marinel

    ResponderEliminar
  17. No dejes escapar a tu "duende", te ha inspirado un precioso texto, cuídalo mucho Marinel.

    Yo creo que el duende mio lo tengo dentro del corazón!me domina el ladrón a querer! y yo, sabes? a él tambien lo quiero...

    Un beso y feliz semana.

    ResponderEliminar
  18. Un texto entrañable, lleno de vida y poesía. Me encanta.
    ...Y también esa duendecilla que tanto te aporta.
    Cuídala que vale mucho y tú también, querida Marinel.
    Cariños varios.

    ResponderEliminar
  19. Un hermoso cuento amiga que bello duende es el que tienes me encantan los duendes son muy misteriosos y traviesos muy lindo tu escrito tierno y muy dulce me gusto mucho leerte querida amiga.
    Abrazos y besos del alma, que tengas una linda semana.

    ResponderEliminar
  20. Hola, qué bellas palabras, salté desde el blog de Norma. Te dejo mi link de literatura, en mi etiqueta encontrarás palabras para compartir, un beso,
    Myriam
    http://theclubofcompulsivereaders.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  21. El mundo de Marinel solo podía ser habitado por ese duendecillo. Ese, y no otro...

    Saludos muchos y lindo comienzo de semana.

    ResponderEliminar
  22. holaaa marinel y es que ese duende que llevas dentro sale a relucir pa que su dueña le de alegria y sentir mira el duende es el arte que algunas personas tienen como tu lo tienes pa escribir me encantooooooooo tu duende travieso tu entraitaaaa feliz comienzo de semana besitosssssssss

    ResponderEliminar
  23. Hola Marinel:
    Me ha dejado intrigado este curioso ser que casi te gobierna, que marca tu vida, que te hace ser una persona diferente y como no, interesante. Al final ya no supe quién era el ratón y quién el gato. Un placer leerte.
    Tadeo

    ResponderEliminar
  24. Hermoso texto. No se si es autobiográfico o no, da igual. El caso es que como por un duende, hada o llámalo h las palabras se encadenan también contagiosas y juguetonas, tanto que cuando uno lo termina le apetece repetir. La segunda intentona es diferente a la primera, será que el duende ha intervenido dando su toque personal. Un saludo

    ResponderEliminar
  25. :)
    Yo lo llamo Muso, pero para el caso es lo mismo, vuelan, corretean por la pluma y se adentran en casa, remueven los armarios y cogen la pluma para hacer mil travesuras.
    No te desprendas de ese duende, cuando escribes siempre desprendes magia.
    Besos, Marinel.

    ResponderEliminar
  26. Un duende que te recorre y además inquieto.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  27. Aunque ahora te rías tú, yo creo en los duendes, jajajajajaja
    Precioso texto, lleno de magia....
    Besitos en el alma y feliz inicio de semana
    Scarlet2807

    ResponderEliminar
  28. Divino,
    esos duendes que nos habitan nos salvan la vida.
    Nos ponen alas, nos pintan la sonrisa.

    Otro beso.


    SIL

    ResponderEliminar

Has llegado a mi isla.Bienvenido/a. Ahora eres parte de ella...relájate. Estás en tu casa, en tu isla...

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"
















Archivo del blog