Se hicieron las palabras gelatinosas, acuáticas, navegantes entre mareas de sol abrasador. Pequeñas medusas azules deslizándose en la vastedad marítima del alma...
Marinel.

lunes, 24 de octubre de 2011

Cuando mi voz calle...

"Cuando mi voz calle con la muerte, mi corazón te seguirá hablando."

 Así, como decía Rabrindranath, haré yo que mi corazón hablé cuando la muerte me de alcance. Ese músculo mío no morirá conmigo. Será cobijado en otro pecho donde sus latidos sean voz para unos oídos  sensibles a su bombeo incansable.
Bajarán las persianas de mis ojos, sabiendo mi orden de  realojo en otro rostro anhelante de paisajes.
Desmadejada e inerte a manos de la densa oscuridad pintada con guadaña, impediré mi desahucio irremediable haciendo mis órganos viajeros de  otros cuerpos  pendientes de vivir.
Así viviré dos vidas.
No será mi vestimenta habitual  la que se aprecie, pudiendo variar  según sean huéspedes mis miembros de aquel  o aquella que los lleve, pero  ahí caminaré con pasos nuevos viviendo en las entrañas de otro ser sus penas y alegrías, haciendo algún que otro intento de ser otra vez yo desde esa guisa.
No os extrañéis pues si  tras ser esparcida ya en cenizas sobre ese mar que me subyuga, leéis unas palabras que os traigan el recuerdo de quien fui…
Mi voz habrá callado con la muerte…
…Mas no mi corazón que sigue aquí.

 Imagen de la red.

24 comentarios:

  1. Cuando la muerte te dé alcance, habrás dejado una huella indeleble en la memoria de muchos.
    Y recogeremos tus palabras y las cenizas en ese mar propiedad del universo que anidará de por siempre en tu inmenso corazón.
    Una dulce manera de ver la reencarnación.


    Besos, Marinel.

    ResponderEliminar
  2. Hoy la cosa va de muertos, se nota que se aproxima el dia de todos los santos.
    Al menos espero que me recuerden durante algún tiempo los que hoy están próximos y que mis cenizas descansen en lo alto de nuestra Sierra Nevada.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Marinel a tu corazón le quedan muchos latidos en tu pecho y a tus manos muchas palabras para dejarnos.

    Sigue siendo la primavera y que las olas en la playa sigan besando tus pies por muchos años.

    Un beso,

    ResponderEliminar
  4. Buenos días Marinel, hoy ha amenecido
    con una lluvia copiosa ya tan deseada
    por lo que no es sorpresa, lo que si
    es almenos para mi, es tu entrada en
    mi blog, "Cuando mi voz calle"...
    es un hallazgo que me ha sorprendido
    muy gratamente, bellísimo a pesar de
    contar con la muerte, pero vivirá
    tu generoso corazón eternamente.
    Un placer hallarte, conocerte, sigo
    tu huella. Un beso, Ángel-Isidro.
    http://elblogdeunpoeta.blogspot.com

    ResponderEliminar
  5. No solo seguirá tu corazón, seguirás tú por una maravillosa razón "siempre has estado". La guadaña solo siega la hierba que crece, y de tiempo inmerial no estása "eres"
    y no podrá tu lúgubre tristeza Por más que regales corazón separarte de todos los que te conocemos para siempre.

    ResponderEliminar
  6. ....Marinel que forma tan natural de enfrentar la muerte y que comentarios tan bellos responde a tus letras derrmadas, miles de gracias por compartir tan bellos sentimientos...dejas huellas tan profundas...que es una alegria , leerte!!!! Sabes que te quiere un monton Begoña

    ResponderEliminar
  7. Creo que hay seres que no mueren jamás, siguen viviendo en su legado de bellas palabras, bordadas con amor y en el corazón de todos los que le aman...
    Besitos en el alma
    Scarlet2807

    ResponderEliminar
  8. Efectivamente, no te irás porque estarás siempre presente en esas letras que derramas con tanta belleza y sentimiento.
    Eres de esos seres especiales que calan en los demás, que pisan dejando huellas que permanecen.
    Un gesto que te honra, ofrecer esperanza de vida.
    Cariños varios, amiga mía.

    ResponderEliminar
  9. se acerca el uno de noviembre

    bonito blog

    ResponderEliminar
  10. Siempre las personas queridas permanecen entre nosotros.

    ResponderEliminar
  11. Dijo Borges que dijo Heine:

    te amaré eternamente, y aún después.

    Tus letras me recordaron la cita.
    Es inmenso el mensaje.
    Es dulcísimo.
    Y yo lo creo.

    Abrazos mil


    SIL

    ResponderEliminar
  12. El calor del corazón no muere nunca. Deja su huella y es eterna.

    Un beso

    ResponderEliminar
  13. Es bueno q un corazón como el tuyo siga viviendo.
    Besoss!

    ResponderEliminar
  14. Hola Marinel!! Un texto bello, habrás dejado muchas cosas lindas que no permitirán el olvido de los demás. Mi deseo es que sigas regalándonos tus palabras por muuuuucho tiempo más en esta vida.
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  15. Todo un mensaje de vida y de generosidad con otra vida.
    Y escrito bellamente...

    Saludos enormes, Marinel.

    ResponderEliminar
  16. Aun no ha amanecido en los ojos de la tierra y ya nuestra luz se habrá apagado, pero al igual que el perfume de las rosas dejaremos en el dulce juego de la vida un destello de luz. Me alegra que estés convencida de dejar tu lámpara encendida mas allá del tiempo. Ojala sea así.

    Otra cosa: gracias por dejarme leerlo, el programa empieza a las 11 de la mañana del sábado pero hasta la Una no recitare el poema, te lo digo por si no quieres “aguantar” al pesado del tio Benny. Lo puedes escuchar en Internet en nuestra web. Solo debes buscar Radio Oasis Salamanca.
    Un beso

    ResponderEliminar
  17. Estoy a favor de los transplantes de órganos cuando partimos. Es un acto de generosidad muy grande, a nosotros ya no nos van a servir de nada y a otros le van a dar la vida.

    Besos.

    ResponderEliminar
  18. Tristes pero bonitas palabras. Entrando a un terreno más concreto,si autorizamos por escrito el transplante de nuestros órganos, sí llegaríamos a lo que tu dices
    En Argentina se pueden donar órganos ¿y por allí?
    besoss

    http://norma2-siempreesprimavera-norma2.blogspot.com

    ResponderEliminar
  19. Dejar huella, es haber vivido bien haciendo el bien.

    Hermoso escrito.

    Te saludo, desde el mar.

    ResponderEliminar
  20. Hay mi amiga no me gusta esto de anticiparnos a la muerte, ojala dios te oiga y puedas donar tu corazón si es que no es el el que se muere primero, muy bueno tu relato mi querida Marinel pero me dio mucha pena.
    Besitos de luz que tengas una linda semana.

    ResponderEliminar
  21. Querida marinel:

    tengo una noticia para tí
    pertenecemos a una raza extraña
    de los humanos llamados poetas.
    Por eso cuando no hayamos ido
    seguiremos estando en algún libro,
    durmiendo en un cajón entre papeles o en el lugarcito más escondido de algún corazón.

    Tamally maak

    Tamally maak

    ResponderEliminar
  22. Dicen que nadie muere del todo mientras siga viviendo alguien que lo haya amado a uno...

    Eso dicen.

    Un abrazo, amiga

    ResponderEliminar
  23. El corazón no muere.. siempre queda impregnando otros corazones de la gente a la que querias y te querian...
    Cuando la voz calla... el alma se esparce a todos los recobecos de las personas amadas... y ahi se queda perenne... para ser siempre recordada.

    Precioso te quedo mi niña...

    Besitos mediterráneos.

    ResponderEliminar
  24. mientras alguien nos recuerde seguiremos vivos
    mientras alguien nos nombre nos haremos presencia
    porque existimos a través de la palabra y el sentimiento

    abrazos grande para ti

    ResponderEliminar

Has llegado a mi isla.Bienvenido/a. Ahora eres parte de ella...relájate. Estás en tu casa, en tu isla...

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"
















Archivo del blog