Es el corazón un pájaro libertario. Viaja con sus alas entre la sangre, sobre los huesos y el complicado engranaje de nuestro cuerpo. Saben a gloria sus aleteos felices de los que siempre cae una pluma, y cual una bella durmiente, se aposenta en el lecho de la mente haciéndose recuerdo intenso e inolvidable...
Marinel.

jueves, 27 de octubre de 2011

Paraguas y sopa.


Llueve.
Es día de paraguas  en la calle y sopa calentita en la mesa.
Momento acuoso en las retinas, pereza en el alma, desidia en las manos.
 A no ser que…
Te tenga a ti aquí como te tengo, predispuesto al antojo de mis dedos viajeros.

... Me esperas  en disimulado silencio.
Omnisciente, casi misericordioso.
Sonrío al tomarte en mi  regazo percibiendo tu contacto electrizante, tu anquilosada presencia a punto de sucumbir a mis deseos.
Te abres a mí. Me cierro en ti.
El entorno comienza la danza de la disolución, y en su baile, el cénit no es otro que la inexistencia.
Defenestrada, la realidad se esfuma.
Somos lo único que persiste de manera obstinada, somos nosotros fusionados, adheridos, mimetizados.
Eres parte de mí y yo te correspondo… hasta que te cambie por el siguiente de turno.
Sí... nuestro amor es efímero, aunque, si me gustas lo suficiente…te recordaré.
De momento me tienes embaucada.

 Mujer libro- Dalí


Eres un gran libro.

30 comentarios:

  1. Que maravilla de texto: esa descripción del día que nos ha amanecido,la otra descripción del affaire entre tú y ¿ël?, o ¿entre tú y el libro que ahora mismo te tiene embaucada? y el final tan redondo.
    ¡Que bien me he sentido leyéndote.

    ResponderEliminar
  2. Lluvia sobe tu paraguas...
    Y él te espera.
    ¡Fusionados , adheridos ,mimetizados y hasta con-fundidos.

    Hermoso , erótico, sensual....y mientras sigue embaucada.

    Hermoso.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Que bueno Marinel ! Que disfrutes la lectura!

    ResponderEliminar
  4. :)
    Muy ocurrente, Marinel.

    Hay lecturas que nos atrapan así, embaucándonos de mala manera.
    Ya nos darás el título de ese libro.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Precioso.
    No hay otra palabra para describirlo.

    ResponderEliminar
  6. Qué maravilla, querida amiga, consigues hacer del acto de leer un libro perezosamente en una tarde de lluvia un poema sensual y hermosísimo de impagable final.

    Excelente, pero eso no es sorpresa ¿verdad?

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Querida Marinel, un escrito precioso, efectivamente hoy hace ese tipico día de paraguas y libro en mano al antojo de tus dedos.Deja que te embauque, no hay nada más placentero que aislarse dentro de un buen libro, de esos en los que hay muchas letras y palabras, pero que, afortunadamente, no sobra ninguna.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  8. Qué bellísima entrada Marinel! La he disfrutado a tope,y no sabes cómo la comparto y la he disfrutado. Bellísima también la imagen. Tu sugerencia es sencillamente obra de arte.
    Me esperas en disimulado silencio... qué hermosas imágenes. Mi cariño y felicitación.

    ResponderEliminar
  9. Ya me gustaria ser "un cacho cartón con hojas en lonchas finas" y ser acariciado y transportar a mi mundo de sueños a esa dama que no quiere verme terminar y que ansía ver el final.

    Pero no soy ni libro ni sueño.

    Un beso

    ResponderEliminar
  10. ¡Qué belleza de entrada!
    Original, con una descripción deliciosa y sugerente, delicada... me encanta, Marinel!
    No sucede con todos los libros que caen en nuestras manos, pero cuando surge esa chispa, te olvidas del entorno y, como bien dices "te cierras en él".
    El romance no dura demasiado, es cierto, pero te da un pellizco de tristeza en el alma, cuando llegas al final.
    ...Y has elegido la mejor imagen, sin duda.
    Cariños varios, poeta.

    ResponderEliminar
  11. Ingenioso y delicado. Nunca una mujer-libro me pareció tan exquisita.

    Me ha encantado tu simbiosis y tu relación "abierta" con los libros. Amándose sin ataduras. Perfecta.

    Besos

    ResponderEliminar
  12. es lo que tiene el agua. capaz de propiciar tantos momentos ajenos a él

    ResponderEliminar
  13. Hola Marinel!! Hermoso texto. me encantó como lo sensual llegó a las páginas de un libro.
    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  14. Muy buen texto, y acompañado de una imagen excelente.

    Me gusta.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Dime Marinel

    ¿De que trata el libro que estas leyendo que te da tanta sensualidad?
    Muy lindo

    Tamally maak

    ResponderEliminar
  16. n texto magistral con un final estupendo. ¡Bravísimooo! Me ha encantado. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Paraguas, sopa. Y el "nombre" del libro???

    Un final impredecible...

    Saludos enormes, Marinel, buenas tardes.

    ResponderEliminar
  18. excelente texto Marinel!!!, Felicitaciones, a todo lo antes dicho a tu pluma méritos tienes de sobra para seguirnos embaucando;)
    besitos y mil felicidades

    ResponderEliminar
  19. pasò por aquí para agradacerte la emoción de tu mensaje. Gracias.

    ResponderEliminar
  20. Lo que hace el agua que hasta nos incita a leer! Que llueva, que llueva!

    Besos.

    ResponderEliminar
  21. Curiosamente los amores-libro más profundos e intensos son los más efímeros. "Soldados de salamina" de Cercas, por ejemplo, duró un solo día y aunque no he vuelto a abrirlo lo recuerdo con un inmenso cariño.

    Bonito texto.
    Un abrazo Marinel

    ResponderEliminar
  22. hay presencias que nos matan!!!bellisima sensualidad.
    besos

    ResponderEliminar
  23. En una tienda conocida de Murcia..me dieron un paraguas..pero con goteras..una pasada..tuve que cambiarlo..eso nos pasa en los sitios que llueve pcoc..un beso desde Murcia...seguimos...

    ResponderEliminar
  24. El encantamiento existe pero todo está por ver. Solo de momento, es algo provisional, la moneda está en el aire. O tal vez no. Rezuma sensualidad en cada verso. Una auténtica gozada.Saludos

    ResponderEliminar
  25. Ayyyy!! EXCELENTE, MARINEL!!
    ;) Muy muy bueno e ingenioso...cómo eres mala con tus lectores! al principio nos imaginamos cualquier cosa! jeje ...o seré yo no más y esta cabecita loca??

    Qué sugerente la Mujer libro de Dalí, abriéndose para el que quiera leerla. Mmm...para meditarlo! (Parece que estoy poco seria...En fin... Será que es fin de semana???)

    QUE TENGAS UN FIN DE SEMANA INCREÍBLE, AMIGA!

    BESOS! Y ABRAZOS.

    ResponderEliminar
  26. Aunque mi alma sigue perezosa, ha sido un placer leerte otra vez.

    El amor, mi niña, es frágil, efímero y un millón de cosas más pero, mientras dura, ¡qué hermoso!, ¿verdad?.

    Besos. Miles.

    ResponderEliminar
  27. Me ha encantado la puesta en escena que nos plasmas para ese encuentro; el día lluvioso y la sopita caliente.
    Bonitas letras.
    Un saludo;
    JOker

    ResponderEliminar
  28. Gracias amig@s.
    Estaba limpiando mis libros y uno calló de mis manos l suelo abriéndose a mi vista.
    Lo leí hace mucho tiempo, pero recordé lo mucho que me gustó y verlo ahí,fue como una incitación a ser releido.
    No lo dudé y en ello estoy.
    No es un libro actual,no es un best seller, es sencillamente un gran libro, al menos para mí.
    "La isla de los jacintos cortados" de Gonzalo Torrente Ballester.
    De él, me nació esto que habéis leido.
    Todo sirve para la inspiración,¿verdad?
    Besos.

    ResponderEliminar
  29. Hermoso. Inmenso.
    No hay otra palabra para decirlo.
    O sí, pero no la encuentro.

    La realidad defenestrada es un sueño palpable.
    Los recuerdos nos permiten que ciertos besos no se borren jamás.

    Gracias, me pegó en el alma.

    Beso


    SIL

    ResponderEliminar

Has llegado a mi isla.Bienvenido/a. Ahora eres parte de ella...relájate. Estás en tu casa, en tu isla...

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"
















Archivo del blog