Partiremos, no lo dudéis. Pasará el tiempo raudo llevándonos a la cima del recuerdo, pero no lo haremos solos, partirán con nosotros los sueños.
Marinel.

miércoles, 16 de mayo de 2012

Me dice la imagen...(2)


¿Es una  fruta prohibida
el mordisco placentero?

Mírala enrojecida cual pasión…
Es mi mano su frutero.
Abandonada a la suerte,
de ser de tus labios presa.
Ser ese dulce veneno
que te aleje del sopor.

                                                        
Atrapada entre tus dientes
bajo jugosa presión
de ser:
Simiente de la lujuria
diluida en tu  interior...

30 comentarios:

  1. Buena pregunta, Marinel...y siempre dos corrientes (al menos) para contestarla. Sin embargo, creo que más que contestarla , creo lo importante es sentir la motivación interna de quien escribe, y sé que no eres mujer que pasa por la vida así sin más...

    Te mando mi abrazo, mi beso, y que seas feliz siempre.

    ResponderEliminar
  2. Pues no pienso morderla, vive Dios, que uno no encuentra lujuria en la fruta, pero si me apetece mirar las manos, o los ojos de mujer.

    Beso su mano,

    ResponderEliminar
  3. No le llamaria fruta prohibida, mi estimada Marinel, pero luego de leer tus magnificas letras solo me queda el deseo de envenenarme de ella.

    Besos y se deliz!

    ResponderEliminar
  4. Marinel,nos muestras la manzana,que simboliza el primer "pecado" del hombre al tomar la fruta prohibida...
    La vida nos muestra "lo prohibido"y el hombre tiene la libertad de tomarlo o dejarlo...A veces tomarlo puede significar conocer la vida, dar el gran paso hacia el cambio hacia la renovación...Y no tomarlo,puede significar indiferencia o quedarse anclado en sus dudas y en sus miedos...
    En cualquier caso,el tema que ofreces enfrenta al hombre a su dualidad interior,a su madurez y a su experiencia...
    Mi felicitación y mi abrazo grande por tu original post.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  5. Y así fue el comienzo de todo, con el ofrecimiento de una fruta.
    Genial como siempre, te dejo un fuerte abrazo.
    Bonito miércoles.

    ResponderEliminar
  6. Si seductora es la imagen, más lo son tus versos.

    ResponderEliminar
  7. Pura tentación placentera, Marinel.
    No me extraña que Adán mordiera la manzana pero no veo en ello ningún castigo merecido; más bien una pasión encontrada.

    Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

    ResponderEliminar
  8. Qué rica y jugosa se ve! Quién prohibe darse un placer? Mira que somos y nos limitamos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Un bodegón al servicio de la pasión y del amor; qué hermosa mezcolanza; no sé si verías "Como agua para chocolate", una película mejicana que me encantó y que tiene una escena que enerva el animo de una manera muy similar a lo que produce tu poema.
    Todas las cosas bellas de esta vida son tan cercanas como esa manzana tan hermosa o la mano que la sostiene, pero a veces nos complicamos buscando sensaciones más enrevesadas.
    Tu poema reivindica el goce de lo puro y natural.
    Un beso gigante, querida amiga.

    ResponderEliminar
  10. Símbolo de lo prohibido que seduce…Pasión desbordada…
    Me ha gustado tu post, tan original y bello.

    Un cálido abrazo

    ResponderEliminar
  11. Pero mi niña miraté que guapisima estás en la foto nueva que has puesto!!

    Siento no poder llegar más, pero estoy super agotada y no tengo nada de tiempo.
    Hoy pensé que hasta donde llegue me paseo, otro dia más... pero vi tu nueva imagen y queria dejarte mi saludo y besos mediterráneos, aunque sean desde Girona, y porque tú siempre siempre estás...

    Me encanta la imagen, nítida y delicada, y con ese toque de tus palabras le dan una sensualidad que no me extraña que se peque.

    Un besito grande reguapa!

    ResponderEliminar
  12. ¡Bravo poeta!
    Seguro que además de poeta eres una deliciosa tentación.
    Besos.

    ResponderEliminar
  13. La manzana es la lujuria pero esa mano...parece la de la bruja de blancanieves, lo que convierte a la lujuria en gula...jajajaja.
    Un beso en tu alma sensible Marinel.

    ResponderEliminar
  14. Quién dijo que el pecado es pecado?
    Qué es pecado? es acaso sentir tentación por algo?
    Qué es prohibido? la lujuria? la excitación, el placer? Como no tengo repuestas...siempre tengo ansias y si eso es pecado, soy doblemente pecador

    Encantado de leer esta delicia.
    Buen jueves, besos.

    ResponderEliminar
  15. LLamar fruta prohibida a algo tan sugerente y apetecible, es como privar de libertad para elegir lo bueno y lo malo, algo inalienable al ser humano.

    Besos

    ResponderEliminar
  16. El fruto del árbol prohibido...

    ResponderEliminar
  17. Pues la manzana y yo aplaudimos la genialidad de tus versos.
    Y cualquiera se la come ahora, después de tan hermoso homenaje.
    Preciosa entrada, Marinel.
    Cariños varios.

    ResponderEliminar
  18. Ufff, qué calor así de repente, ¿no? ;)

    ResponderEliminar
  19. es una pregunta que hace
    pensar mucho...

    ResponderEliminar
  20. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  21. Ummm delicia exquisita de texto y de fruta.
    Ideal mensaje el que nos dice tu imagen.

    Besos, querida amiga.

    ResponderEliminar
  22. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  23. Yo la mordería... y sucumbiría a ese dulce veneno.

    Besos, Marinel.

    ResponderEliminar
  24. No ha nacido el que no la muerda, jaja.

    Precioso.

    Beso grande.



    SIL

    ResponderEliminar
  25. La manzana es la tentación, son esos labios jugosos donde la sed se hace endémica hasta saciarse de besos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  26. Dulce y pícara tentación...

    Hermosas siempre tus letras...

    Besos amiga

    ResponderEliminar
  27. simiente de la lujuria
    diluída en tu interior

    Uf, ay, Eva, Eva...

    Me ha encantado la forma en que transmite la imágen, con tus letras.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  28. Siempre tardo en entrar, pero cuando el despertar de un dia tranquilo me lo permite, sucumbo a la belleza de tu palabra, con cuanta belleza conviertes la manzana en poesia. Un besito

    ResponderEliminar
  29. El milagro de la vida se consuma cuando se atraviesa la intimidad prohibida, simbolizada en el texto biblico con la manzana

    ResponderEliminar

Has llegado a mi isla.Bienvenido/a. Ahora eres parte de ella...relájate. Estás en tu casa, en tu isla...

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"
















Archivo del blog