Se hicieron las palabras gelatinosas, acuáticas, navegantes entre mareas de sol abrasador. Pequeñas medusas azules deslizándose en la vastedad marítima del alma...
Marinel.

viernes, 25 de mayo de 2012

A veces la savia....

Se me cansaron las manos.
Fue como una premonición verlas ahí,
 mustias sobre mi regazo.
Olvidadas.
Lánguidas como flores sin riego.
Tenues latidos parecían habitarlas si mi mirada  reparaba en ellas,
cosa que rehuía constantemente en tácito acuerdo con la mente.
Al fin mis ojos se rindieron al espasmo de verlas morir un minuto cualquiera junto a esas letras volátiles que ya no pudieron tomar forma.

Imagen de la red.

48 comentarios:

  1. Por favor Marinel!!! .. espero que no hables de las tuyas.. porque nos entragan tanto..
    preciosa expresión del desánimo y el vacío..
    un beso enorme!!!
    flor-i

    ResponderEliminar
  2. Que bello texto.
    Me ha gustado mucho,
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Tal vez si tú giraras esas manos, allí podrías ver la linea de la Vida. Y en ella comprobar esa fuerza vital que te acompaña, la energía que prolonga la salud cuando la adversidad nos golpea, hiriendo algunas veces el destino.

    Son sólo cicatrices que nos cortan, para recordar que una vez fuimos niños, también que somos mente y corazón, que el tacto, las caricias el amor, ...nunca se rinden.


    Mi mano en ti, poeta.


    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Marinel,a veces es bueno tocar la nada y morir unos instantes...Desde esa humildad renacemos de nuevo,frescas como una flor de mayo,dispuesta a volver a dar lo mejor...
    Mi felicitación por la belleza en la forma y en el fondo.
    Mi abrazo grande por tu inmensidad.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  5. ....dicen que las manos son las
    que empiezan a sentir la ausencia de la juventud, prematuramente...
    han dado tanto, han acariciado !!!!! tanto...pero lo maravilloso es descubrir como mirarlas de frente, con valor, con energia...y tu reflexión sobre ellas ayuda a saber que
    La vida es bella a pesar de todo.....
    Ayuda mucho tu forma de sacar
    temas tan interesante y profundos
    de tu escribir !!!! adelante querida amiga, un abrazo de Begoña

    ResponderEliminar
  6. Si algo tienen tus palabras es forma, y tu mente le dará el alimento a tus manos para que sigan escribiendo esos pedacitos de vida que nos regalas. Besos

    ResponderEliminar
  7. Tus manos solo necesitan un descanso, Ya veras que pronto renaceran tus fuerzas...Que no se cansen nunca tus manos de acariciar, de luchar, de ayudar al necesitado porque es la unica forma de no morir. Muy triste tu Entrada. Espero para la proxima ver tus manos arriba. Muchas bendiciones!!!

    ResponderEliminar
  8. Hay veces que se ve a las manos como algo ajeno a nosotros mismos, como autosuficientes ellas en sus quehaceres.

    ResponderEliminar
  9. Manos que aman manos que acarician. manos que expresan, así tus hermosas manos que son capaces de trasladar tus bellos sentimientos de letras que nunca serán volátiles.
    solo será un mal pensamiento sin tus letras nada sería lo mismo, estarás hablando de otras manos.
    El texto es hermoso, pero produce tristes sentimientos
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Son premoniciones tristes, me has hecho recordar las manos de mi madre, las inspiradoras manos útiles para recoger una y otra vez la pluma que escribe día a día lo que sentimos... Hermosa esta meditación ante las manos. Besos.

    ResponderEliminar
  11. No deja de ser poético mirarse las manos mientras pasa el tiempo, pensando en todo lo que han hecho y lo que les queda por hacer, en las caricias que han dado, en el arte que dibujaron, en todo lo que escribieron...pero mucho más poético es como tu lo cuentas...
    me ha gustado mucho, mucho.
    bssoss

    ResponderEliminar
  12. Las manos se casan y necesitan un reposo, las manos acarician, curan, masajean, pellizcan, regañan, golpean, etc..., no nos damos cuenta, necesitan un descanso. Olvidémosnos de ellas duran un tiempo, que descansen.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Todo nuestro ser merece el reposo verdadero de vez en cuando.
    Sólo que esta vez con tus letras hermosamente tristes y fatigas, lo necesita de manera urgente.

    Mi abrazo grande, y mis besos, Marinel.

    ResponderEliminar
  14. Con esa prosa que tienes Marinel, es imposible que se trate de tus manos. y si en ocasiones flojean, como me pasa a mi, ya verás como la tinta de la pluma las revitaliza. Me ha gustado mucho amiga. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea.
    http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  15. Las manos a veces parece que se niegan a dar forma a nuestros pensamientos, pero solo es una parada para tomar aliento y continuar. Cuando hay abundante inspiración, como es tu caso, las manos saben como renacer.
    Feliz fin de semana

    Besos

    ResponderEliminar
  16. Huyyyyyyyyy Marinel, mis manos se cansan tannnnn pronto....como ni te puedes imaginar jajajjajajajajaj.las manos al igual que nuestro cuerpo,se cansan...tienen derecho!!!milllllllllb besitossssssssss

    ResponderEliminar
  17. Mmmmm MARINEL bonita por favoooor qué pena da este poema... has dibujado tan bien el languidecer de tus manos que parece que efectivamente la savia ha dejado de correr por tus venas... noooo ya puedes ponerte a palmotear y a chascar los dedos para que les vuelva la circulación ( es broma precios:-) que sea literatura... que sólo sea eso y tus manos y tú, estéis llenas de esa vida y esa cordura suave que desprendes cielo.



    Un beso muuuy grande y muy feliz finde

    ResponderEliminar
  18. Esto que plasmas me recuerda a lo que llamo "la seca". A veces ese bloqueo emocional o intelectual para escribir se siente hasta como un entumecimiento en las manos. Les pasa a los grandes escritores también. Hay que tenerse paciencia y dejar la ventana abierta para que sople el viento de la inspiración, aunque otros piensan que hay que intentar escribir de todos modos ciñéndose a una rutina como si se tratara de un trabajo ordinario. En general, se me pasa en unos días y luego me vuelve alguna idea peregrina que me lleva a escribir.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  19. Hay Marinel!, cuan identificada me siento con tu texto, ni siquiera te lo imaginas...
    Besitos en el alma
    Scarlet2807

    ResponderEliminar
  20. Tan importantes como son las manos, tan autónomas ellas, tan autosuficientes... a veces parece que tienen vida propia, independientemente de nuestro subconsciente.
    Me entristeció tu texto... la muerte de las letras en la transformación de la mente...

    Que gusto pasarme por tu casa!
    Ahora te leo lo que has ido publicando!!

    Un besazo desde Girona.

    ResponderEliminar
  21. Déjalas que descansen, luego serán como la corriente de un río, abriendo caminos de poesía.

    Un beso,

    ResponderEliminar
  22. Palabras que dan vida a otras manos.

    ResponderEliminar
  23. Las manos hacen y dicen tantas cosas bellas, que son la primera expresión del amor. Es triste verlas mustias y solitarias.
    Bello tu escrito.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  24. Ojalá que nunca nada que esté en tu regazo pueda parecer mustio o yermo.

    Mil besos de hada.

    ResponderEliminar
  25. La perseverancia de tu corazón, harán latir esas enigmáticas manos que saben dar forma...

    Buen finde Marinel.
    Besos

    ResponderEliminar
  26. A veces todos sentimos eso... Es como si estvieramos condenados a sentir eso...

    Pero hay que tener animo y esforzarse.

    Un abrazo, amiga, y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  27. Una cosa es derramar las letras, esparcir las palabras y otra bien distinta dejar languidecer las manos hasta que estas queden derramadas. Tú, Marinel, eres lírica, eres la lírica.

    ResponderEliminar
  28. ¿Qué pasa, que tus manos no trabajan en sábado o qué? Queremos tus dedos deslizándose por el teclado, queremos más de tus palabras. Somos insaciables. :)

    ResponderEliminar
  29. Que esta premonición sólo sea en tu creatividad. Que las manos sigan hablando poemas, escribiendo vida.
    Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

    ResponderEliminar
  30. Qué gran melancolía
    expresan esas manos.
    Un precioso poema.

    Besos

    ResponderEliminar
  31. Sí, hay veces que ni alma ni manos responden a lo que nos pesa y no hallamos la manera de evadirnos de ese dolor. Pero eso es algo que siempre acaba por salir y espero que lo haga transformado en versos.

    Besos

    ResponderEliminar
  32. Hay días que las manos están cansadas y no quieren hacer cosas, pero nunca se cansarán de enlazarlas con otras manos, de acariciar y de dar palmaditas, como ahora te las doy por este bello poema.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  33. Bellos versos, a veces sentimos que ellas se detenienen junto al tiempo y que esos maravillosos minutos de silencio nos recuerdan las letras y actividades que ellas nos regalaron...
    Como te ayudan a escribir lo bello que escribes!
    besos,

    ResponderEliminar
  34. La desazón del poeta cuando el verso no acude con la forma y el garbo esperado y es un silencio en el papel.

    Gracias por tus visitas y comentarios en mi blog

    Un fuerte abrazo querida amiga

    ResponderEliminar
  35. Hermosa poesia!! En ls manos se refleja nuestro temperamento, por ello hay que cuidar sus gestos, y la alimentacion espiritula y fisica.

    un abraxo, sayonara

    ResponderEliminar
  36. Espero que pronto esas manos perciban un suave tacto que les invite a resucitar con alegría y esperanza. De lo contrario, sería un verdadera lástima.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  37. Hay veces que tenemos nucho que decir y no sabemos como decirlo; otrascuando vemos nuestros escritos en la distancia del tiempo, tampoco nos gusta. No sé, Marinel, si es tu caso o es todo un escrito cargado de una fuerza imaginativa magnífica.El caso es que eres una mujer cargada de una fuerza generariva de ideas y de una delicia, que da gusto leerte, besos.

    ResponderEliminar
  38. No son las tuyas, definitivamente.


    Mil besos.


    SIL

    ResponderEliminar
  39. Aunque no tengas nada que decir, escribe, no ignores a tus manos, sobre todo, si las tienes sanas, las mías tienen artrosis prematura, soy muy joven y no están para muchos trotes.

    Besos!

    ResponderEliminar
  40. Las manos para mi, son una extensión del alma del hombre. Sus destrezas acompañan nuestra vida y son hacedoras de milagros. Así, el instante del último hálito
    las deja inermes y como dices en tu reflexión poética... verlas morir es una certeza.
    Mi admiración de siempre Marinel.

    *Ya finalizé la crónica de sueños hoy.

    ResponderEliminar
  41. La sabia para la naturaleza es igual que para nosotros la sangre, que tiene que fluir por todo el cuerpo si no queremos que muera parte de nosotros. Esta vez fueron las manos que sin ellas no podríamos practicar lo que más nos gusta las letras. Un beso

    ResponderEliminar
  42. Manos creadoras que se niegan a seguir el impulso, hermoso poema Marinel, un placer
    saludos

    ResponderEliminar
  43. un placer reencontar bellas letras
    saludos
    Roberto

    ResponderEliminar
  44. Manos y emotividad crean poemas como el que leo.
    Te deseo un mar de caricias.

    ResponderEliminar
  45. Has sabido transmitir como nadie esa sensación de que nos abandonan las fuerzas, de que ya no podemos amar más lo que hacemos y solo nos queremos dejar llevar; pero al final, la mirada redentora es la que riega de nueva luz renovadora esa desidia que pronto se alejará sin más.
    Hermoso como todo lo que haces querida amiga.

    ResponderEliminar
  46. Ay, esas manos que por momentos no dicen nada y a veces nos dicen tanto...

    Besitos, Marinel

    ResponderEliminar
  47. Las manos nos recuerdan lo fugaz del tiempo... en ellas vagan caricias, ternuras, recuerdos... y al compás del presente.
    Un texto exquisito, me ha emocionado.

    Un beso

    ResponderEliminar

Has llegado a mi isla.Bienvenido/a. Ahora eres parte de ella...relájate. Estás en tu casa, en tu isla...

Unas palabras profundas...

Ahí afuera, mas allá de ideas de bien o mal,

hay un lugar.

Nos vemos ahí.

Cuando el alma yace sobre la yerba.

El mundo esta demasiado lleno para hablar de él.

Las ideas, el lenguaje, incluso la frase 'cada uno'

No tienen sentido.



"Yalal ad-Din Muhammad Rumi"
















Archivo del blog